Austria y Eslovenia siguen con problemas por la nieve

Al menos 250 mil personas continúan sin electricidad en Eslovenia y dos terceras partes de las escuelas del país permanecen cerradas debido a la nieve que desde el domingo se ha hecho presente.

Viena

Las regiones alpinas del sur y oeste de Austria seguían hoy con serios problemas por las masas de nieve y el hielo en las carreteras, al igual que en la vecina Eslovenia, informan hoy los medios de comunicación locales.

En las regiones austríacas de Tirol, Carintia y Estiria las autoridades locales lanzaron hoy una advertencia ciudadana por el hielo, indica la radio pública ORF.

Debido a la peligrosa situación, tanto para vehículos como para viandantes, se recomienda a la ciudadanía salir de sus casas solo en el caso de necesidad absoluta.

La lluvia, seguida por temperaturas por debajo de cero, ha creado hielo en numerosas carreteras y autopistas de Austria y ha causado numerosos accidentes de tránsito, también en torno Viena, donde hay menos nieve pero sí mucho hielo.

En el estado federado de Estiria hay además unos 12 mil hogares sin electricidad, después de que árboles caídos por las masas de nieve interrumpieran algunos tendidos eléctricos.

En Carintia, más al sur, son 5 mil los hogares sin luz, después de que en los últimos tres días cayeran más de un metro y medio de nieve y dificultaran el tránsito y el abastecimiento eléctrico.

Varias estaciones de esquí del suroeste de Austria estaban hoy incomunicadas por las masas de nieve, lo que coincide con el inicio de las vacaciones de invierno en la parte este de Austria, en Hungría y el sur de Alemania.

Mientras tanto, en el Tirol, las autoridades han elevado el peligro de avalanchas a la categoría 3 debido a las masas de nieve caídas en los últimos en esa región.

En la vecina Eslovenia, la situación sigue dramática también, con unas 250 mil personas, más del diez por ciento de la población total, sin electricidad desde ayer.

Austria ha enviado al país vecino varios grupos electrógenos de emergencia para paliar los efectos del corte masivo de luz.

Por la nieve y por el hielo en las carreteras, la agencia de Medio Ambiente de Eslovenia (ARSO) declaró el domingo el estado de máxima alerta.

Dos tercios de las escuelas en el país, así como la mayoría de los parvularios y muchas otras instituciones, están cerrados debido a bloqueos de tráfico, alta nieve y el peligro que representan los árboles que se caen.

La espesa capa de hielo que cubre los árboles que se caen ha hecho verdaderos estragos en los bosques. En la ciudad de Postojna no queda un sólo árbol, aseguran los medios locales.