• Regístrate
Estás leyendo: Negociaciones en Ucrania en punto muerto, calma en el frente
Comparte esta noticia

Negociaciones en Ucrania en punto muerto, calma en el frente

El "primer ministro" de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexander Zajarchenko, aseguró que los comicios legislativos del 26 de octubre no se organizarán en las zonas bajo control rebelde.

Publicidad
Publicidad

La negociaciones de paz sobre el futuro del este de Ucrania estaban hoy en punto muerto, un día después de que los separatistas prorrusos anunciaran la celebración de elecciones en sus bastiones en un momento en que la tregua militar se consolida.

La decisión de convocar elecciones presidenciales y legislativas el 2 de noviembre en las regiones rusófonas de Donetsk y Lugansk, donde murieron 3,245 personas en los combates entre insurgentes y militares, según el último balance de la ONU, es un duro golpe para el presidente ucraniano, que había propuesto a los separatistas un "estatus especial" de tres años.

El plan de paz de Petro Poroshenko incluía también la celebración de elecciones locales el 7 de diciembre y una amnistía con condiciones para los combatientes. Desde que el Parlamento ucraniano adoptó, el 16 de septiembre, las leyes que permitían aplicar este plan de paz, Kiev estaba a la espera de la respuesta de los combatientes, y continuaban las negociaciones para una tregua militar duradera.

Elecciones en Lugansk y Donetsk

Pero las "direcciones" separatistas de Donetsk y Lugansk rechazaron el martes estas ofertas y anunciaron elecciones para elegir a sus diputados y a su "jefe".

"Tenemos nuestro propio consejo supremo y decidimos nosotros mismos qué elecciones organizar y en qué fecha", insistió el "primer ministro" de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexander Zajarchenko, quien aseguró que las legislativas ucranianas del 26 de octubre no se organizarán en las zonas bajo control insurgente.

Esto pone de manifiesto la fragilidad del proceso de paz. Aunque la tregua se respeta en gran medida (el ejército ucraniano no dio cuenta de ningún muerto en las últimas 24 horas), las cuestiones políticas referidas a las regiones del este plantean más problemas, y Kiev teme que Moscú y los separatistas hagan todo lo posible para paralizar las actuales posiciones.

En un ejemplo de la tensión entre las dos capitales, el ejército ucraniano desmintió hoy las acusaciones de la prensa rusa de que los militares de Kiev habían torturado y asesinado a cuatro civiles al este de Donetsk, tres mujeres y un hombre cuyos cuerpos fueron hallados por los insurgentes cerca de la localidad de Komunar, según la cadena rusa NTV.

El ejército ucraniano denunció "un nuevo ejemplo de desinformación por los medios rusos". El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, manifestará este miércoles ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York los temores de Kiev. En el plano militar, el ejército y los insurgentes siguen retirando su artillería pesada para instaurar la zona desmilitarizada de 30 km a lo largo de la línea del frente, como recoge el acuerdo alcanzado el 19 de septiembre.

Esta zona desmilitarizada no ha logrado poner, no obstante, término al dolor. Aunque según la alcaldía de Donetsk solo ha muerto un civil desde que entró en vigor la tregua, el pasado sábado, siguen registrándose combates, sobre todo en la zona del aeropuerto de la ciudad, controlado por el ejército ucraniano, y prácticamente rodeado por los separatistas.

Por otra parte, el temor ante la proximidad del invierno y las repercusiones que pueda tener para los europeos la guerra del gas entre Moscú y Kiev centrará una reunión entre representantes ucranianos, rusos y europeos el viernes en Berlín.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.