Más de 600 muertos por ébola en África Occidental

En los últimos cuatro días se han registrado nuevos casos en los tres países que padecen la epidemia: Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona.

Ginebra

El brote de ébola que asuela África Occidental ha infectado ya a 964 personas, de las cuales 603 han muerto, según el último recuento realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En los últimos cuatro días se han registrado nuevos casos en los tres países que padecen la epidemia: Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, según anunció hoy el portavoz de la OMS Daniel Epstein en rueda de prensa.

Epstein se limitó a dar las últimas cifras contabilizadas en Guinea: 6 casos y tres decesos, lo que eleva el número de infectados en ese país a 406, de los cuales 304 han muerto.

El portavoz especificó que a pesar de que parecía que los casos en Guinea habían remitido, la evidencia demuestra que persisten los contagios.

La OMS aún sigue muy preocupada porque persisten las creencias erróneas entorno a la enfermedad, y la población no renuncia a costumbres ancestrales como lavar y abrazar los cadáveres antes de enterrarlos, lo que expone al contagio con el virus.

La enfermedad -que se transite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento.

Epstein aclaró que el reiteradamente anunciado establecimiento del un Centro de Coordinación Epidémico en Conakry para coordinar y armonizar el apoyo técnico ofrecido a los países afectados, y la prevención en el resto de naciones que los rodean, aún debe concretarse, pero que espera que entre en funcionamiento esta semana.

La OMS ha activado la Red Global de Alerta y Respuesta (GOARN, por sus siglas en inglés) -una red formada por agencias internacionales, gobiernos, universidades, y otras entidades- y ha solicitado especialistas en diversas áreas que puedan viajar a los tres países implicados para intentar contener el brote.

Esta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central.