Sube a 154 la cifra de muertos tras ataques en Yemen

En una carta de condolencias a familiares, el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, calificó a los autores del ataque de "enemigos de la vida, adictos a la matanza y a la destrucción".

Saná

La cifra de fallecidos por los dos dobles atentados perpetrados ayer contra dos mezquitas chiíes en la capital yemení ha ascendido a 154 muertos, informó hoy a Efe una fuente del movimiento chií de los hutíes.

La fuente, que pidió el anonimato, explicó que la nueva cifra se explica por la muerte de varios heridos y el recuento de las autoridades de los restos mortales en los lugares de la explosión, que añadieron 17 decesos.

Las dos mezquitas atacadas en Saná, Al Hashush y Badr, ubicadas en el norte y centro de la ciudad respectivamente, son frecuentadas por los dirigentes del grupo chií rebelde de los hutíes.

Por otra parte, el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, condenó estos atentados, que causaron también cientos de heridos, y los calificó de "actos atroces".

Además, acusó a los autores de pretender llevar al país a una guerra confesional.

En una carta de condolencias a los familiares de las víctimas, Hadi calificó a los autores del ataque de "enemigos de la vida, adictos a la matanza y a la destrucción", y señaló que quieren "desestabilizar la seguridad y la estabilidad de la patria en condiciones extremadamente complejas".

Subrayó, al mismo tiempo, que los que están detrás de dichos atentados, que han sido reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), serán castigados.

Asimismo, instó a los yemeníes a mantener la calma para hacer perder la oportunidad a los que quieren llevar el país a la guerra civil.