• Regístrate
Estás leyendo: Tres muertos y un herido grave en tiroteo en museo judío de Bruselas
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 06:54 Hoy

Tres muertos y un herido grave en tiroteo en museo judío de Bruselas

El atentado, en la víspera de elecciones legislativas y europeas, ha causado conmoción en Bélgica, un sospechoso ha sido detenido, y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que era resultado de la "incitación

Publicidad
Publicidad

AFP

Tres personas murieron y otra resultó gravemente herida en un tiroteo hoy en el Museo Judío de Bélgica, en el corazón de Bruselas, provocando conmoción entre la comunidad judía y en todo el país, en la víspera de las elecciones legislativas y europeas. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, afirmó que el ataque es el resultado de la "incitación al odio" contra los judíos e Israel.

"Seguimos escuchando calumnias y mentiras contra el Estado de Israel en suelo europeo al mismo tiempo que se ignora sistemáticamente crímenes de lesa humanidad y actos mortíferos cometidos en nuestra región", acusó Netanyahu en un comunicado. La ministra belga del Interior, Joelle Milquet, declaró por su parte que era demasiado pronto para determinar si se trató de un ataque antisemita, pero tomando en cuenta el lugar del ataque "hay fuertes razones para suponerlo".

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, líder de un partido ultranacionalista, acusó "al activismo 'propalestino', que nuevamente, como en las épocas más oscuras, ha llamado a boicotear 'los productos judíos' y actúa con agresividad contra la única democracia de Oriente Medio, de ser puramente antisemita y sólo eso".

El rey Felipe de Bélgica "se enteró con consternación sobre el tiroteo (...). Presenta sus condolencias a las familias de las víctimas. El rey está indignado por este acto violento que afecta a la comunidad judía", anunció esta noche el Palacio Real. Un "sospechoso", que admitió que estaba presente en el momento de los hechos, fue "detenido" a finales de la tarde y estaba siendo interrogado, anunció la fiscalía de Bruselas.

Los investigadores siguen buscando a un segundo sospechoso que, según cámaras de vigilancia, abandonó a pie el lugar del crimen tras el tiroteo. "Se está haciendo todo" para "identificar y arrestar a el o a los autores de este drama", declaró por su parte el primer ministro belga, Elio Di Rupo. El ataque se produjo poco antes de las 16:00 horas (14:00 hora GMT) en el acomodado barrio de Sablon, muy frecuentado por turistas por sus comercios de antigüedades.

Testigos vieron a dos hombres. Uno se habría quedado cerca del vehículo, estacionado en doble fila, mientras que el otro, que llevaba "una bolsa negra", abrió fuego en la entrada y luego en las salas del museo. Dos mujeres y un hombre, que recibieron disparos "en el rostro y a nivel de la garganta", murieron inmediatamente o poco después de la llegada de los socorristas, mientras una cuarta persona estaba gravemente herida.

"Nuestro país y todos los belgas, independientemente de su idioma, su origen o sus creencias, están unidos y son solidarios frente a este odioso ataque en un lugar cultural judío", dijo en una conferencia de prensa el primer ministro, Elio Di Rupo. Las autoridades judiciales y políticas belgas evocaron un posible acto antisemita, sin tener la certeza, ya que aún no se conoce el resultado de la investigación.

La zona fue acordonada y se reforzó la seguridad alrededor de todos los lugares relacionados con la comunidad judía de Bélgica. "Se trata de cuatro víctimas inocentes. Y este es un lugar profundamente simbólico. El gobierno expresa todo su apoyo a la comunidad judía de nuestro país", dijo Elio Di Rupo.

El presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald S. Lauder, denunció por su parte un "acto odioso y terrorista". "Dos años después de los salvajes asesinatos de Toulouse (Francia), se trata de un nuevo ejemplo de a lo que conduce el odio y el antisemitismo", estimó por su parte el Congreso Judío europeo.

Por su parte, el presidente de la Comisión europea, José Manuel Barroso, denunció un ataque "contra los valores de Europa", mientras que la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, condenó este "terrible ataque". El canciller belga, Didier Reynders, que se hallaba en el barrio de Sablon, fue uno de los primeros en llegar al museo.

"Estoy conmocionado por los asesinatos cometidos en el Museo Judío, pienso en las víctimas que vi y en sus familiares", dijo. Didier Reynders se mantuvo prudente al decir si se trata de un acto antisemita. "Pero es obvio que pensamos en ello", afirmó. "Es un acto terrorista, el asesino entró deliberadamente a un museo judío", declaró a la AFP el presidente de la Liga belga contra el antisemitismo (LBCA), Joël Rubinfeld.

"Por desgracia, esto debía ocurrir. Ha habido una liberación del discurso antisemita. Es el resultado de un ambiente que destila el odio", estimó el presidente de la LBCA.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.