Explosión de coche-bomba en Bagdad deja 23 muertos

Un kamikaze se inmoló ante un puesto de control de la policía en la capital, en el suburbio de Kadimiya, de mayoría chiita, muriendo cinco agentes.
Un médico recoge sangre donada por ciudadanos iraquíes en Bagdad, en una campaña para ayudar a las fuerzas armadas
Un médico recoge sangre donada por ciudadanos iraquíes en Bagdad, en una campaña para ayudar a las fuerzas armadas (AFP)

Bagdad

Al menos 23 muertos y más de 40 heridos causó hoy la explosión de un coche-bomba activado por un kamikaze frente a un puesto de control de policía en Bagdad, indicaron fuentes policiales iraquíes. El conductor suicida detonó el coche bomba a la entrada del suburbio de Kadimiya, en el noroeste de la capital, afirmaron un coronel y un funcionario del Ministerio del Interior.

Al menos cinco policías figuran entre los muertos y ocho entre los heridos, indicaron la policía y fuentes médicas. El barrio de Kadimiya, de mayoría chiita, situado a orillas del Tigris y cerca del distrito de mayoría sunita de Adamiya, es objeto frecuente de atentados cuando la tensión entre sunitas y chiitas se agrava en el país.

Este barrio, donde se encuentra uno de los santuarios chiitas más venerados, lleva el nombre de Musa Al Kadhim, séptimo de los doce imanes del chiismo. Otras tres personas murieron hoy en la explosión de otro coche-bomba en un mercado de la ciudad de Narawan, cerca de 20 km al sureste de la capital, indicó un alto responsable policial a la AFP. Al menos tres personas resultaron heridas en esta explosión.