Al menos 51 muertos en diversos ataques en Irak

Helicópteros Apache estadunidenses bombardearon hoy por primera vez posiciones yihadistas en Irak, al atacar el centro de Majmur, a 80 kilómetros al sureste de Mosul.
Manifestantes iraquíes gritan consignas contra el gobernador de Basora ante el edificio de la gubernatura en dicha ciudad, de mayoría chiita
Manifestantes iraquíes gritan consignas contra el gobernador de Basora ante el edificio de la gubernatura en dicha ciudad, de mayoría chiita (AFP)

Bagdad, Amman

Al menos 51 personas, entre ellas 31 miembros de las fuerzas de seguridad y milicias progubernamentales iraquíes, murieron hoy en diferentes ataques, bombardeos y combates en el oeste y el norte de Irak, informaron a Efe fuentes de seguridad.

En la provincia occidental de Al Anbar, al menos 18 miembros del Ejército y de las milicias populares murieron y otros 25 resultaron heridos, tras un ataque con cuatro coches bomba dirigido contra una sede de las fuerzas de seguridad en la aldea de Al Mashhaniya, al noreste de Al Karma, a 15 kilómetros al este de la ciudad de Faluya.

Además, once militares y milicianos iraquíes fallecieron en un atentado suicida perpetrado con dos coches bomba, que fue seguido de ataques con mortero, en una sede de las fuerzas de seguridad en la zona de Al Haikal, en el sur de la ciudad de Faluya, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

Asimismo, al menos ocho yihadistas murieron y cinco resultaron heridos por un bombardeo de las fuerzas del Ejército iraquí contra posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (EI) cerca de la zona de Al Bagdadi, a 70 kilómetros al oeste de Ramadi. Otros cuatro extremistas también fallecieron tras la explosión de un coche que estaban cargando de bombas en el centro de Faluya, añadieron las fuentes.

En la provincia de Saladino (norte), dos policías iraquíes y dos miembros de las milicias progubernamentales perecieron en un ataque suicida cometido con tres coches bomba contra un puesto de control de las fuerzas de seguridad en la zona de Al Hayash, a diez kilómetros al sur de Biyi, al norte de Tikrit, capital de la provincia.

Asimismo, otros seis yihadistas murieron en enfrentamientos con miembros de las llamadas Fuerzas de Protección de Sinyar, en la provincia septentrional de Nínive, según dijo a Efe una fuente de seguridad.

Por otro lado, varios helicópteros Apache estadunidenses bombardearon hoy por primera vez posiciones yihadistas en Irak, en un ataque al centro de la localidad de Majmur, a 80 kilómetros al sureste de la ciudad de Mosul, al norte de Bagdad, informó a Efe el capitán del Ejército iraquí Surán Mohamed.

Esos ataques aéreos, los primeros de este tipo desde que la coalición internacional, liderada por EU, lucha contra los extremistas en Irak y Siria, provocaron catorce víctimas, entre heridos y muertos, así como la destrucción de tres vehículos.

El principal objetivo de la actual ofensiva militar en Al Anbar es recuperar Ramadi, arrebatada al Ejército por los yihadistas el pasado 17 de mayo en una operación relámpago que forzó la huida precipitada de los soldados iraquíes.

Tarek Aziz, enterrado en Jordania

El exministro iraquí de Asuntos Exteriores Tarek Aziz fue enterrado hoy en el cementerio de Jolud, en la localidad de Madaba, 20 kilómetros al oeste de Ammán, ocho días después de su muerte en una prisión en el sur de Irak.

Según dijeron testigos a Efe, antes del entierro se celebró una misa en su honor en la iglesia católica caldea de Adra al Nasyria, en Suwaifeya, a las afueras de Ammán.

Tanto a la misa como al entierro asistieron familiares de Aziz y centenares de ciudadanos iraquíes y jordanos, sobre todo políticos, figuras de la oposición y miembros del Partido Baaz de Jordania.

Durante el funeral, varios asistentes alzaron retratos de Aziz, cuyo ataúd fue envuelto con la bandera iraquí, y del dictador Sadam Husein, de cuyo régimen Aziz fue figura clave durante dos décadas. Los participantes también entonaron eslóganes que describieron a Aziz como "mártir", añadieron los testigos.

El cuerpo de Aziz llegó la pasada medianoche a Jordania procedente de Bagdad, en un traslado acordado entre los Gobiernos jordano e iraquí, informaron a Efe fuentes cercanas a la familia del fallecido.

El pasado día 6, fuentes del Ejecutivo jordano explicaron a Efe que esta medida se tomó debido a "razones humanitarias", ya que es en Jordania donde vive la familia de Aziz.

También ese día, la agencia estatal jordana Petra, citando al abogado de Aziz en Bagdad, Badei Aref Azeh, señaló que el fallecido responsable iraquí había pedido antes de morir que su cuerpo fuera enterrado en Jordania.

Aziz, que falleció el pasado día 5 de un infarto a los 79 años, estaba encarcelado desde la caída del régimen de Sadam en 2003 y había sido condenado a muerte en 2010.

Fue también viceprimer ministro iraquí, secretario político del gobernante Partido Baaz y miembro del Consejo del Mando de la Revolución, integrado por diez personas de la máxima confianza de Sadam.