Al menos 48 muertos en dos días de ataques en Irak

Hombres armados y kamikazes protagonizaron la ola de atentados en el oeste del país árabe, que costó la vida a 25 policías.
Miembros de las fuerzas de seguridad revisan lo que queda de una estación de electricidad destruida
Miembros de las fuerzas de seguridad revisan lo que queda de una estación de electricidad destruida (EFE)

Ramadi, Irak

Al menos 48 personas murieron en dos días en Irak, entre ellos 25 policías, en varios ataques cometidos por hombres armados y kamikazes en el oeste de Irak, informaron hoy fuentes médicas y de seguridad.

Los ataques fueron cometidos entre el martes por la noche y esta mañana en la provincia de Al Anbar (oeste), dejando 28 muertos --entre ellos 25 policías-- y 26 policías heridos. Cuatro de estos ataques se produjeron en los alrededores de la ciudad de Rutba, a unos 110 kilómetros de la frontera siria.

Un kamikaze hizo estallar un camión cisterna cargado de explosivos en un puesto de control de la policía al este de Rutba y otro hizo lo propio con un coche bomba al oeste de la ciudad. Unos hombres armados también atacaron la comisaría de Rutba.

Dieciocho policías murieron en estos ataques y 25 resultaron heridos. Al oeste de Rutba, tres civiles murieron cuando un kamikaze hizo estallar un camión cisterna en un puente.

En la misma provincia de Anbar, hacia las 23:00 (hora local) del martes, unos hombres armados atacaron un puesto de control en Ramadi, matando a tres policías e hiriendo a un cuarto, según un médico y la policía. Otros cuatro policías murieron en un ataque similar contra otro puesto de control de la ciudad.

Por otra parte, en el norte del país seis personas resultaron muertas por hombres armados en Mosul, que se suman a otro cinco muertos tras otro ataque la víspera cerca de esta ciudad. En fin, otras nueve personas perecieron en diversos ataques o atentados en varias localidades del país.

Estos últimos ataques elevan a más de 540 el número de muertos en atentados y ataques desde el comienzo de octubre y a más de 5,200 en lo que va de año, según un recuento de la AFP elaborado a partir de fuentes médicas y policiales.