Al menos ocho muertos deja sismo en sureste de Perú

El temblor, de 5.1 grados Richter, dejó prácticamente bajo las ruinas a la localidad de Misca, dejando a más de 500 damnificados entre los mil pobladores de la localidad y la vecina de Cusibamba.
Pobladores de Mica caminan entre las ruinas de la villa andina, después de sufrir el terremoto
Pobladores de Mica caminan entre las ruinas de la villa andina, después de sufrir el terremoto (AFP)

Lima

La localidad de Misca, en la surandina región Cusco, quedó prácticamente bajo ruinas tras sufrir un sismo de 5,1 grados en la escala Richter que dejó ocho muertos, informó el domingo la Defensa Civil de Perú.

Las primeras imágenes del poblado, difundidas por el canal N, mostraron a los socorristas y policías cargando cadáveres envueltos en frazadas que habían recuperado entre los escombros de las viviendas.

La devastación movilizó a la zona al presidente Ollanta Humala, quien viajó junto a tres ministros para evaluar sobre el terreno los daños y auxiliar a los más de 500 damnificados que dejó el sismo entre el millar de pobladores de Misca y de la localidad vecina de Cusibamba, ambas en el distrito de Paruro.

En la localidad de Misca hay 300 personas damnificadas y 60 viviendas colapsadas, mientras que en Cusibamba hay 230 damnificados y 46 viviendas inhabitables, según la Defensa Civil que reportó ocho víctimas en total todas de Misca.

"Hemos recorrido la zona y tenemos confirmado el deceso de ocho personas: un varón y siete mujeres, cuatro menores entre ellos", dijo a la radio local RPP el general Rodrigo Prada Vargas, jefe policial del Cusco, en los primeros reportes desde el lugar.

El sismo ocurrió a las 21h35 horas locales del sábado (03:35 hora GMT) con epicentro a siete kilómetros al suroeste de Paruro y a una profundidad de ocho kilómetros, según el reporte del Instituto Geofísico del Perú (IGP).

Los primeros informes sobre víctimas no se concocieron de inmediato sino durante la madrugada debido a la lejanía del lugar y a la oscuridad de la noche. Los caminos a la localidad quedaron bloqueados por el derrumbe de cerros aledaños, según informó la policía, que pudo llegar a la zona al amanecer y halló un panorama desolador.

La Presidenta del Consejo de Ministros, Ana Jara, anunció que el gobierno declararía en las próximas horas el estado de emergencia en Misca, lo que permitiría la intervención directa del gobierno central sin mediar la autoridad regional.

Jara reportó desde su cuenta en la red social Twitter que el sismo causó también la muerte de numerosos animales que servían de ganado, que fallecieron aplastados por el derrumbe de las viviendas.

La Defensa Civil informó que se enviarían carpas, alimentos enlatados y ropa de abrigo para los damnificados en un avión desde Lima al Cusco, la capital de la región distante a unas cuatro horas por tierra del epicentro del sismo.

El desplome de la mayoría de viviendas se debió a que el epicentro estuvo muy cerca de la superficie y al material endeble con el que estaban construidas, dijo el director de sismología del IGP, Hernando Tavera, a la radio RPP.

La energía eléctrica quedó interrumpida en la zona y las comunicaciones telefónicas muy difíciles debido a los más de tres mil metros de altitud y a la presencia de numerosas montañas.