Nueve muertos deja motín en prisión de Brasil

La rebelión comenzó el domingo por la tarde durante la hora de las visitas a la cárcel de Feira de Santana, a cien kilómetros de Salvador, capital del estado de Bahía.

Río de Janeiro

Un motín en una prisión del noreste de Brasil que terminó hoy dejó un saldo de nueve internos muertos, uno de ellos decapitado, informaron las autoridades. "Tras 18 horas de negociación, el motín acabó", indicó a la AFP un portavoz de la policía civil de Feira de Santana, donde queda esta cárcel a 100 km de Salvador, capital del estado de Bahía.

Ocho reclusos fueron asesinados el domingo por otros internos, mientras que uno de los cinco presos heridos falleció horas después en el hospital a causa de las heridas. La rebelión comenzó el domingo por la tarde durante la hora de las visitas de la prisión de Feira de Santana, segunda ciudad de Bahía.

Armados con cuchillos, los prisioneros retuvieron a 49 familiares -41 mujeres, 7 niños y un hombre- y exigieron la presencia de representantes de la Comisión de Derechos Humanos del ayuntamiento local. Fueron todos liberados sin heridas.

El motivo del motín fue, sin embargo, una disputa entre facciones rivales del pabellón 10, donde estaban internos 364 presos, según informó la policía. Esta cárcel alberga a 1,497 detenidos, pese a que su capacidad es de 664 plazas, de acuerdo con los datos de Seap, la administración penitenciaria brasileña.

En Brasil, como ocurre en toda Latinoamérica, el sistema carcelario está en crisis debido a la superpoblación de las prisiones, la acción de bandas criminales, la falta de inversiones y la corrupción.