Al menos cinco muertos y cuarenta heridos en los disturbios en Egipto

Cuatro de las muertes se registraron en El Cairo al pretender simpatizantes del ex presidente islamista, Mohamed Mursi, acceder a la emblemática plaza Tahrir.
Seguidores (al fondo de la imagen) y opositores a Mursi se enfrentan en El Cairo tras las pregarias del viernes
Seguidores (al fondo de la imagen) y opositores a Mursi se enfrentan en El Cairo tras las pregarias del viernes (AFP)

El Cairo

Al menos cinco personas murieron hoy y otras cuarenta resultaron heridas en los enfrentamientos que estallaron en varias provincias de Egipto entre simpatizantes del derrocado presidente islamista Mohamed Mursi y opositores, informaron a Efe fuentes de seguridad egipcias.

Cuatro de las muertes se registraron en choques entre partidarios y detractores de Mursi en El Cairo, mientras que el otro fallecimiento ocurrió en la ciudad de Suez (noreste), según las fuentes. Los altercados se produjeron durante las manifestaciones convocadas por los islamistas en defensa de Mursi.

Jaled al Jatib, jefe del servicio de emergencias médicas egipcio, dijo que otras 40 personas resultaron heridas en los enfrentamientos que estallaron luego de la oración de los viernes en la capital y en otras ciudades. "Cuatro personas murieron en El Cairo", indicó Al Jatib y precisó que ningún miembro de la policía o de las fuerzas de seguridad figuraba entre las víctimas.

Islamistas egipcios y fuerzas del orden se enfrentaron hoy en las inmediaciones de la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo y bloqueada por los militares, y también se registraron incidentes en otras localidades, como Alejandría. Las fuerzas de seguridad reforzaron su presencia en distintas plazas del país y en los alrededores del palacio presidencial de Itihadiya en previsión de disturbios.

Cerca de la plaza Tahrir en El Cairo, la policía disparó a balas reales al aire para impedir que la multitud se acerque a esta emblemática plaza, cuyos accesos estaban bloqueados. Además, las fuerzas del orden lanzaron gas lacrimógeno contra varias centenas de manifestantes que coreaban "Dios es grande".

La policía corrió luego tras los manifestantes, partidarios del depuesto presidente Mursi, para alejarlos de la plaza. Tras la gran oración del viernes, varios manifestantes marcharon también hacia el ministerio de Defensa, y otros miles se congregaron en el barrio de Nasr City de El Cairo.

También estallaron enfrentamientos entre partidarios y detractores de Mursi en los barrios de Manial y Chubra en la capital, según testigos, así como en la ciudad de Alejandría (norte), según la agencia Mena.

Para terminar con semanas de manifestaciones y sentadas tras el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi, el ejército lanzó un asalto violento el 14 de agosto para dispersar a los manifestantes, lo que dejó más de 1.000 muertos.

Los pro Mursi siguen convocando manifestaciones cada viernes, pero su capacidad de movilización se redujo considerablemente debido a la represión y a la detención de casi todos los dirigentes de la cofradía.

La llamada Coalición Nacional de Defensa de la Legitimidad, que incluye a los Hermanos Musulmanes, ha llamado a los egipcios a participar en las manifestaciones programadas desde hoy hasta el próximo 6 de octubre, cuando se conmemora en el país el aniversario de la guerra árabe-israelí de 1973.