75 muertos tras combates en Yemen

Las hostilidades entre rebeldes chiitas y miembros armados de la poderosa tribu de los Hashid se han registrado en las últimas 24 horas en la región de Arhab a sólo 40 kilómetros al norte de Saná, ...

Madrid

Al menos 60 personas murieron en los combates registrados entre rebeldes chiitas y tribus progubernamentales en el norte de Yemen, mientras 15 soldados fueron abatidos en el sur de ese país árabe, reportaron autoridades locales.

Las hostilidades entre rebeldes chiitas y miembros armados de la poderosa tribu de los Hashid se han registrado en las últimas 24 horas en la región de Arhab a sólo 40 kilómetros al norte de Saná, la capital yemení, informó Al Arabiya News Channel.

"Estos combates, los más violentos desde el comienzo de los enfrentamientos en octubre pasado, estallaron al amanecer del viernes en Wadi Khiwan y Wadi Danan, y en otras zonas de las regiones de Huth e Isha", precisó un responsable tribal.

Los insurgentes que desean crear una zona propia en el norte de Yemen han enfrentado una fuerte resistencia de las tribus progubernamentales, así como milicianos sunitas de línea dura, que han establecido escuelas religiosas en algunas partes de la región.

Los rebeldes han ido conquistado posiciones desde sus bastiones en las montañas del norte del país, ubicado en la península Arábiga, pero fuentes tribales indicaron que en algunas zonas los hicieron retroceder.

Los chiitas de confesión zaydita, conocidos como houthis, por el nombre de su líder, predominan en el norte de Yemen, mientras que a nivel nacional predominan los sunitas.

Por otra parte, al menos 15 soldados murieron y cuatro resultaron heridos en un ataque de presuntos militantes de Al-Qaeda contra un puesto de control militar en el sureste de Yemen, señaló un oficial del ejército.

Los soldados fueron emboscados mientras almorzaban en una zona desértica cerca de la ciudad de Shibam, en la provincia de Hadramout, dijeron residentes.

El oficial del ejército señaló que la región es una zona donde se reportan en forma frecuente ataques de militantes de la red Al Qaeda, mientras la agencia de noticias estatal Saba elevó a 18 el número de muertos, en lo que describió como "un acto terrorista cobarde" en Shibam.

Yemen, uno de los países más pobres del mundo árabe, está luchando para restaurar la autoridad del Estado después de que el presidente Ali Abdullah Saleh, quien estuvo 30 años en el poder, se vio obligado a dimitir en 2011.

La situación de seguridad en Yemen es seguida con atención por los países occidentales y las naciones árabes del Golfo Pérsico, debido a su proximidad al mayor exportador de petróleo en el mundo, Arabia Saudita.

Yemen es el hogar del grupo denominado Al Qaeda en la Península Arábiga, considerado por muchos analistas como la filial más peligrosa de la red terrorista, mientras en el sur, un grupo de rebeldes pelean por su propia autonomía en un movimiento de secesión.