Al menos 39 muertos en bombardeos de la aviación siria en Alepo

Unas 25 personas fallecieron en un ataque de helicópteros militares que lanzaron barriles de explosivos sobre un mercado de verduras y en los alrededores de un hospital, mientras el principal ...
La siria Manar Almustafa, que escapó de su país con quemaduras en el noventa por ciento de su cuerpo, a su llegada hoy a España para ser tratada
La siria Manar Almustafa, que escapó de su país con quemaduras en el noventa por ciento de su cuerpo, a su llegada hoy a España para ser tratada (EFE)

Beirut

Al 39 personas murieron hoy, entre ellas ocho menores, en dos bombardeo de la aviación militar en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El grupo explicó que al menos 25 personas fallecieron en un ataque de helicópteros militares que lanzaron barriles de explosivos, que cayeron en un mercado de verduras y en los alrededores de un hospital en el barrio de Tariq al Bab.

"Los bombardeos se dirigieron contra un mercado atestado donde la gente compra legumbres y electrodomésticos, lo que explica el elevado número de muertos", indicó la Comisión General de la Revolución Siria, una red de militantes. "Hay numerosos edificios destruidos, uno de los cuales se hundió", añadió esta fuente. Los militantes difundieron un vídeo, que no pudo ser autentificado, en el que se veían coches calcinados y escenas de destrucción en un mercado construido con paneles metálicos. "Retiramos restos de niños, estaban ahí con dos mujeres y un hombre", dijo un hombre señalando la carrocería de un coche.

Por otro lado, otras catorce personas perdieron la vida en un ataque aéreo contra el distrito alepino de Al Misir. Hace tres días, el Observatorio, con sede en Londres y una amplia red de activistas sobre el terreno, denunció que más de 400 personas habían perdido la vida desde el pasado 15 de diciembre por el lanzamiento de barriles de explosivos y bombardeos de aviones militares en Alepo y sus afueras.

Esta población, la mayor del norte de Siria, fue blanco de una gran ofensiva de los insurgentes a finales de julio de 2012 y de otras operaciones importantes posteriores, lo que les permitió a los grupos opositores dominar amplias áreas, aunque no lograron hacerse con el control total de esta población. Más de cien mil personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, de acuerdo con cifras de la ONU, aunque el Observatorio Sirio de Derechos Humano elevó recientemente el número a más de 125 mil.

De otra parte, el principal grupo de la oposición siria acusó al régimen de Bashar al Asad y a sus aliados, Irán y el Hezbolá chiita, de ser responsables del atentado en Beirut que mató a un político libanés contrario al gobierno sirio. "Los asesinos [...] son los mismos que mataron y continúan matando a sirios en Quseir, Qalamun, Ghuta, Alepo, Homs e Idleb", dijo en un comunicado el Consejo Nacional Sirio (CNS), el principal grupo de la coalición de oposición.

"Se trata sin ninguna duda de la alianza entre los regímenes iraní y sirio y de sus agentes en Líbano, con la milicia sectaria y fanática de Hezbolá a la cabeza", indicó el texto difundido en la madrugada del sábado. El Hezbolá, un movimiento chiita armado, lucha contras los rebeldes junto al ejército sirio. "Esta alianza sanguinaria [...] demuestra cada día que es la principal fuente de terrorismo y de extremismo que amenaza la seguridad y la estabilidad regionales", dijo el CNS.

Mohamad Chatah, un miembro influyente de la coalición del "14 de marzo" contrario al régimen sirio, murió ayer en un atentado con coche bomba en pleno centro de Beirut, capital de Líbano, un país dividido entre partidarios y opositores al régimen de Damasco.