Bombardeo a hospital deja al menos dos muertos en Siria

No se sabe si los ataques fueron realizados por aviones de guerra del gobierno sirio o de su aliada Rusia; se teme un aumento de víctimas.
En la última semana, cuatro hospitales han suspendido sus servicios por bombardeos.
En la última semana, cuatro hospitales han suspendido sus servicios por bombardeos. (Notimex)

Beirut

Al menos dos personas murieron y varias resultaron heridas en un bombardeo a un hospital materno-infantil respaldado por la ONG Save the Children en el norte de Siria, informó la propia organización en su cuenta de Twitter.

La ONG indicó que el ataque se registró en la provincia septentrional de Idleb y mostró un video con imágenes de los destrozos causados por el bombardeo, en las que se veía un edificio completamente derrumbado y el paso de varias ambulancias.

Un vocero de Save the Children explicó que el bombardeo afectó la entrada del hospital, que es el mayor de la zona y que atiende a unas mil 300 mujeres y 300 partos al mes.

La fuente destacó que el 61 por ciento de los pacientes del centro, el único de este tipo en el oeste de Idleb, son madres y el 39 por ciento, niños. El hospital más cercano que proporciona servicios similares está a al menos 70 kilómetros de distancia.

No se sabe todavía si los ataques fueron realizados por aviones de guerra del gobierno sirio o de su aliado Rusia.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) señaló que hubo varios muertos y heridos en un ataque de aviones de guerra de origen desconocido contra un centro médico y otro de la Defensa Civil en el pueblo de Kafr Tajarim, en el norte de Idleb.

La fuente no precisó si las instalaciones sanitarias atacadas eran el hospital materno-infantil al que se refiere Save the Children.

El Observatorio subrayó que en el bombardeo un dirigente del Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al Nusra), originario de un país del golfo Pérsico, perdió la vida y que el centro médico quedó fuera de funcionamiento.

Los ataques aéreos a instalaciones sanitarias se han convertido en un táctica común en el conflicto en Siria.

En la última semana, cuatro hospitales de campaña de la provincia de Alepo -tres de ellos en su capital homónima, y otros en la población de Atareb- han suspendido sus servicios por bombardeos.

En un comunicado, Amnistía Internacional (AI) lamentó el ataque al centro sanitario de Idleb y afirmó que "parece que es parte del patrón despreciable de ataques ilegales y deliberados contra instalaciones medicas".


JA