Cuatro muertos, balance del sismo de ayer en Quito

Tres obreros y un niño fallecieron a causa del temblor de 5.1 grados que sacudió la capital de Ecuador, mientras hoy siguió la alerta debido a las réplicas.
Un grupo de personas, reunidos en la calle tras una de las réplicas del sismo que hoy se han producido en Quito
Un grupo de personas, reunidos en la calle tras una de las réplicas del sismo que hoy se han producido en Quito (AFP)

Quito

Tres obreros y un niño murieron a causa del sismo de 5.1 grados de magnitud que el martes estremeció Quito y sus alrededores, según autoridades, mientras la ciudad seguía en alerta por las fuertes réplicas. El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, confirmó a la prensa que las víctimas mortales corresponden a un niño de cuatro años y tres hombres que trabajaban en la construcción de un puente sobre el río Monjas, 30 km al este de Quito.

Un balance previo dio cuenta de dos muertos y ocho heridos, pero el número de fallecidos fue revisado a la alta tras la recuperación de un cadáver en Catequilla, un cerro que se desprendió sobre la zona de las obras, y la muerte de uno de los heridos. "Tenemos que lamentar una cuarta víctima fatal porque acaba de fallecer uno de los cuatro heridos que estaba en el hospital del ministerio de Salud", afirmó, por su parte, el presidente Rafael Correa en diálogo con periodistas.

Las autoridades descartaron que existan desaparecidos y dijeron que apenas nueve de las 54 personas que fueron trasladadas a albergues permanecían en los refugios hacia el final de la tarde de hoy. Entre los fallecidos hay un niño de cuatro años que murió aplastado por bultos de arroz en un comercio en el norte de Quito, ciudad de 2.6 millones de habitantes.

"Cuando lo vimos estaba debajo de los quintales de arroz, y le llevamos en seguida al hospital", donde confirmaron la muerte, dijo a la prensa Susana Rea, madre del menor. Entretanto, las autoridades municipales dijeron que los tres obreros que perdieron la vida trabajaban en la construcción del puente sobre el río Monjas.

El gobierno ecuatoriano había informado inicialmente que uno de los hombres trabajaba en una cantera presuntamente ilegal. A raíz del temblor, el gobierno anunció la suspensión temporal de la explotación en las canteras en la zona donde murieron los tres obreros para verificar las condiciones de seguridad. Simultáneamente, fue suspendida la construcción del puente a cargo de la empresa china Sinohydro.

"Hemos dispuesto la suspensión de las obras en la zona de Catequilla (...) hasta que se garantice absolutamente la seguridad de los trabajadores de dicho proyecto", sostuvo el alcalde Rodas. El temblor, con epicentro en la zona de la localidad de Mitad del Mundo, en la provincia de Pichincha, se produjo el martes hacia las 14:58 locales (19:58 hora GMT).

Al menos 45 réplicas se han registrado desde entonces, y una de ellas alcanzó hoy los 3.9 grados de magnitud y obligó nuevamente a evacuar edificios. Personas, asustadas, descendieron de prisa por las escaleras y buscaron refugio en parques o en áreas despejadas. El sismo, que se sintió en varias partes del país, remeció edificios y casas y ocasionó derrumbes en vías y canteras de Mitad del Mundo, una localidad turística donde se erige un monumento a la línea ecuatorial que divide el planeta en dos hemisferios.

Mientras, Quito quedó cubierta por una espesa polvareda que sólo se diluyó con la lluvia que cayó después del sismo. Los expertos atribuyeron la serie de movimientos telúricos a la reactivación de un sistema de fallas geológicas. "Es una fractura de la corteza terrestre. Es una falla sobre la cual la ciudad de Quito está asentada", dijo a la prensa Alexandra Alvarado, del Instituto Geofísico.

La falla se extiende de norte a sur y alcanza los 60 km, según el organismo. En marzo de 1987, Ecuador fue golpeado por dos terremotos de hasta 6.9 grados de magnitud que dejaron mil muertos y provocaron graves daños en el entonces único oleoducto, lo que paralizó la exportación de petróleo. El país sufrió pérdidas por unos mil millones de dólares.