Al menos 30 muertos en atentados y choques en Irak

En Bagdad murieron diez personas y 46 resultaron heridas de diversa gravedad, al estallar cuatro coches bomba en un café, un mercado, una calle importante de la capital y una zona con ...

Baquba

Al menos 30 personas murieron, entre ellas seis miembros de las fuerzas de seguridad, y un centenar resultaron heridas en varios ataques perpetrados hoy en distintas partes de Irak, informaron a Efe fuentes médicas y de seguridad. En la tarde, cuatro coches bomba explotaron en Bagdad, causando la muerte de por lo menos once personas e hiriendo a 47 más. Los coches bomba estallaron en un café, un mercado, una calle importante de la capital y una zona en la que hay varios concesionarios de automóviles.

En otras partes del país, una bomba estalló en un café, situado cerca de Baquba (60 km al noreste de la capital), causando la muerte de cuatro personas e hiriendo a ocho más. Otros atentados, con coches bomba, se produjeron en Mishahada (norte de Bagdad), con saldo de dos muertos y quince heridos.

En otra de las ofensivas más sangrientas, al menos cuatro personas perecieron y otras 20 sufrieron heridas por el estallido consecutivo de tres coches bomba en la ciudad de Al Hula, capital de la provincia de Babel, al sur de Bagdad. Otros cuatro civiles fallecieron y quince más resultaron heridos por la explosión de otro coche bomba en el mercado popular de la zona de Al Tarmiya, 30 kilómetros al norte de Bagdad. En la misma zona, dos soldados iraquíes murieron y otros dos sufrieron heridas por la explosión de un artefacto al paso de su patrulla.

Otros dos militares murieron también en un ataque armado perpetrado por desconocidos en la zona de Al Karma, al este de la ciudad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, en la provincia occidental de Al Anbar. Asimismo, un oficial de policía falleció por un disparo de un francotirador desconocido en la zona de Al Jaldía, 20 kilómetros al este de Ramadi, capital provincial de Al Anbar. En otro ataque, un policía resultó herido grave por el impacto de proyectiles de mortero lanzados contra una comisaría en esa misma área.

En un ataque similar, un civil murió y otros doce sufrieron heridas por bombardeos contra los barrios de Al Yaguifi, Nizal y Al Sinaa, en Faluya, informó a Efe una fuente médica. La misma fuente precisó que los proyectiles fueron lanzados desde una base del Ejército iraquí cercana a la ciudad. Además, un grupo de hombres armados atacó un puesto de control de los Consejos de Salvación (milicia sunita progubernamental) en el norte de la localidad de Biyi, 30 kilómetros al norte de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad. El ataque causó la muerte de un miembro de dicha milicia y heridas a otros cuatro.

Irak afronta un aumento de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron el pasado año la muerte de más de 8,860 personas, de las que 7,818 eran civiles, según un recuento de Naciones Unidas. El país árabe está sumido desde el comienzo de 2013 en una nueva espiral de violencia que recuerda a la de 2008, cuando el país salía de dos años de un conflicto entre religiones que causó decenas de miles de muertos, después de la invasión estadunidense de 2003.

La nueva escalada se ha incrementado por el descontento de la minoría sunita, que se siente marginada por el gobierno del chiita Nuri al Maliki, y por el conflicto en la vecina Siria, que fortaleció a los insurgentes sunitas a ambos lados de la frontera. El miércoles, una decena de atentados, cometidos en su mayoría contra barrios chiitas en Bagdad, dejaron al menos 21 muertos.