Al menos 21 muertos en dos atentados antichiitas en Bagdad

Los barrios de mayoría chiita de la capital de Irak siguen sufriendo una oleada de atentados los últimos días, que aunque no han sido reivindicados su "modus operandi" coincide con el del grupo ...
Un niño iraquí herido, ante una tienda dañada por un atentado con coche bomba en Bagdad
Un niño iraquí herido, ante una tienda dañada por un atentado con coche bomba en Bagdad (AFP)

Bagdad

Al menos 21 personas murieron y decenas resultaron heridas este miércoles en dos atentados contra barrios de mayoría chiita de Bagdad, muy golpeada durante los últimos días por sangrientos ataques.

Un coche bomba explotó en una calle comercial de la capital iraquí, según fuentes médicas y de seguridad. "Hubo 16 mártires y al menos 30 heridos en Bayaa", afirmó un coronel de la policía. Un balance confirmado por fuentes médicas. Otro atentado provocó al menos cinco muertos y 16 heridos en el barrio de Al Chaab, según fuentes médicas y de seguridad.

La policía y el ministerio del Interior afirmaron que el ataque fue perpetrado por dos kamikazes que hicieron explotar sus cinturones en un "check-point" del ejército y la policía, a la entrada del barrio.

Por su parte, una fuente médica menciona que fue consecuencia de la explosión de un coche bomba en una calle comercial de Al Chaab. Estos atentados no fueron inmediatamente reivindicados, pero el 'modus operandi' coincide con el del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ocupa vastos trozos de territorio iraquí, al norte y oeste de Bagdad.

El martes, al menos 30 personas murieron por la explosión de dos coches bomba en barrios chiitas de Bagdad y en otros ataques contra la policía. El más mortífero fue perpetrado en un barrio comercial de Bagdad, Al Jadida, provocando 19 muertos, en su mayoría civiles. Otro coche bomba causó 4 muertos en el barrio de Zafaraniya (sur), según fuentes de seguridad.

Estos atentados fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ocupa vastos trozos de territorio iraquí, al norte y oeste de Bagdad. Esta organización extremista sunita ataca con frecuencia a los chiitas, a los que considera herejes.

El viernes, el EI reivindicó uno de los ataques más sangrientos de los últimos meses, un atentado suicida en pleno mercado en el que murieron al menos 90 personas y más de un centenar resultaron heridas, en Jan Bani Saad, una ciudad mayoritariamente chiita ubicada a unos 20 kilómetros al norte de Bagdad.

Ejecuciones del EI en Mosul

De otra parte, el EI degolló hoy a dos jóvenes por suplantar la identidad de miembros de esta organización y a otro lo lanzaron desde lo alto de un edificio por ser supuestamente homosexual, cerca de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

El jefe del Comité de Seguridad de la provincia septentrional iraquí de Nínive, de la que Mosul es capital, Mohamed al Bayati, informó a Efe de que las dos primeras víctimas fueron degolladas en un mercado popular en medio de una multitud, entre la que había menores de edad, en la localidad de Badush, a unos 20 kilómetros al oeste de Mosul.

Asimismo, los terroristas lanzaron a otro joven desde lo alto de un edificio en el centro de la urbe, también ante la presencia de decenas de civiles, como castigo por su supuesta homosexualidad.

Por último, Al Bayati explicó que hay dos lugares donde los yihadistas llevan a cabo las ejecuciones en Mosul y que obligan a los ciudadanos a presenciar los asesinatos para aterrorizarlos y de esta forma someterlos a sus dictados. Los dos lugares están ubicados cerca de los mercados populares de Bab al Tub y Kerash, siempre abarrotados de personas.

La organización terrorista ha ejecutado a decenas de ex candidatos a diputados, activistas, periodistas, intelectuales y miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía iraquíes, y a todo aquel que se oponga a su ideología extremista.

Mosul y amplias zonas de Nínive están bajo el control del EI desde junio del año pasado, fecha en la que el grupo terrorista proclamó un califato en territorio iraquí y sirio.