Al menos 30 muertos en cuatro atentados en Irak

Dos coches bomba explotaron en barrios chiitas de la capital de Irak, el primero en una zona comercial, con un saldo de 17 muertos y 43 heridos, la mayoría civiles, y el segundo en el sur, con dos ...
Un avión F-22 Raptor estadunidense, usado en Siria e Irak en un papel de apoyo a los bombardeos, en la base Langley de Hampton, Virginia
Un avión F-22 Raptor estadunidense, usado en Siria e Irak en un papel de apoyo a los bombardeos, en la base Langley de Hampton, Virginia (AP)

Bagdad

Al menos 30 personas murieron y otras 81 resultaron heridas hoy por la explosión de cuatro coches bomba, uno de ellos conducido por un terrorista suicida, en Bagdad y en la provincia de Diyala, en el este de Irak.

Dos coches bomba se cobraron la vida de al menos diecinueve personas en barrios chiitas de Bagdad, indicaron fuentes de los servicios de seguridad. El primero fue perpetrado en un barrio comercial de Bagdad, Al Jadida, provocando 17 muertos y 43 heridos, en su mayoría civiles, indicó un coronel de la policía. Fuentes hospitalarias y el ministerio del Interior confirmaron este balance.

Otro coche bomba causó dos muertos y 9 heridos en el barrio de Zafaraniya (sur), según estas fuentes. Estos atentados no fueron inmediatamente reivindicados, pero el "modus operandi" coincide con el del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ocupa vastos trozos de territorios iraquí, al norte y oeste de Bagdad.

Esta organización extremista sunita ataca con frecuencia a los chiitas, a los que considera herejes. El viernes, el EI reivindicó uno de los ataques más sangrientos de los últimos meses, un atentado suicida en pleno mercado en el que murieron al menos 90 personas y más de un centenar resultaron heridas, en Jan Bani Saad, una ciudad mayoritariamente chiita ubicada a unos 20 kilómetros al norte de Bagdad.

Asimismo, seis personas perecieron y otras veinte resultaron heridas por la explosión de un tercer coche bomba en una zona ubicada entre las poblaciones de Baladruz y Mandali, en la provincia de Diyala, situada al noreste de Bagdad.

En el cuarto ataque, una fuente de seguridad informó a Efe de que un vehículo cargado con explosivos y conducido por un suicida estalló en un puesto de control de las fuerzas de seguridad iraquíes en la zona de Al Tarmiya, a 40 kilómetros al norte de la capital. Añadió que el ataque causó la muerte de cuatro miembros de las fuerzas de seguridad y que otros diez resultaron heridos.