Al menos 28 muertos en atentado contra chiitas de Yemen

El ataque, que tuvo lugar en Saná, fue reivindicado por el Estado Islámico, y su objetivo fue la residencia en la capital yementia de dos hermanos, líderes de la rebelión chiita hutí.
Los restos del coche bomba pueden verse en el lugar del atentado en Saná
Los restos del coche bomba pueden verse en el lugar del atentado en Saná (AFP)

Saná

Al menos 28 personas, entre ellas ocho mujeres, murieron en un atentado perpetrado el lunes por la noche contra la residencia en Saná de dos hermanos, dirigentes de la rebelión chiita hutí, anunció una fuente médica. El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó en un comunicado publicado en internet este ataque con coche bomba.

Según una fuente de los servicios de seguridad, el atentado contra los hermanos Jayash tuvo lugar cuando numerosas personas celebraban una ceremonia de duelo tras la muerte por causas naturales de un allegado de la familia.

Los milicianos hutíes acordonaron el sector, un barrio del centro de la ciudad, después del ataque, pero dejaron a las ambulancias evacuar a las víctimas, informaron testigos. En su comunicado, el EI indicó que perpetraron el atentado contra "uno de los nidos de chiitas en Saná". Esta organización sunita extremista, que considera a los chiitas como infieles, ha multiplicado los ataques contra los miembros de esta confesión.

Ataque con misil

De otra parte, los rebeldes chiitas hutíes de Yemen afirmaron haber disparado a primera hora del martes un misil Scud contra la base militar saudí de Al Salil en la región de Riad, informó la agencia de prensa Saba.

"El misil alcanzó su blanco con precisión", afirmó la agencia controlada por los hutíes, que cita a un portavoz militar. Arabia Saudita, que no confirmó este disparo, encabeza desde el 26 de marzo una coalición que lleva a cabo ataques aéreos contra los rebeldes hutíes en Yemen.

"El lanzamiento del misil es la respuesta a la agresión de Arabia Saudita, que multiplica sus ataques aéreos criminales contra nuestro país", afirmó el portavoz yemení, quien anunció "nuevas sorpresas" en los próximos días.

El vocero militar recordó un anterior disparo de un misil Scud contra una base militar al sur de Arabia Saudita, que dejó, según él, "numerosos muertos entre los comandantes saudíes, estadounidenses e israelíes" que se encontraban allí. Riad anunció el 6 de junio haber interceptado un misil Scud lanzado por los hutíes contra Jamis Mushait, una ciudad del suroeste del reino.

Los rebeldes hutíes, quienes tomaron el control de Saná en septiembre antes de extender su presencia a otras regiones de Yemen, se aliaron a una parte del ejército que se mantuvo fiel al ex presidente Alí Abdalá Saleh. La llegada de los rebeldes a Adén (sur) empujó al presidente Abd Rabo Mansur Hadi, reconocido por la comunidad internacional, a buscar refugio en Arabia Saudita.