Al menos 23 muertos en ataques en Alepo

Diez personas fallecieron por la explosión de proyectiles arrojados por aviones militares en la localidad de Azaz, mientras la ONU confirmó que todas las reservas sirias de isopropanol, un ...
El presidente de Francia, Francois Hollande (d) y el presidente de la Coalición Nacional Siria, Ahmad Jarba
El presidente de Francia, Francois Hollande (d) y el presidente de la Coalición Nacional Siria, Ahmad Jarba (AFP)

Beirut

Al menos veintitrés personas, entre ellas diez menores, han muerto en las últimas horas en ataques en zonas del norte de la provincia septentrional siria de Alepo, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. De esas víctimas, al menos diez fallecieron esta mañana por la explosión de proyectiles arrojados por aviones militares en la entrada oriental de la localidad de Azaz, indicó la ONG, que citó residentes en el área. 

Los helicópteros comenzaron a disparar a la entrada de Azaz, una pequeña localidad de la provincia de Alepo, cercano a la frontera con Turquía, precisó la organización. El impacto de los cohetes causó un número indeterminado de heridos, algunos de ellos en estado grave.

La agencia oficial Sana anunció que un fotógrafo del ejército sirio, Hasan Omarne, murió el lunes víctima de "disparos de terroristas", cuando acompañaba a las tropas en la provincia de Derá, en el sur del país. En el lenguaje del régimen se utiliza la palabra "terrorista" para nombrar a la rebelión.

Por otro lado, al menos trece miembros de la misma familia -diez menores, dos mujeres y un hombre- perdieron la vida anoche por la caída de proyectiles del tipo tierra-tierra, disparados por las fuerzas gubernamentales en el pueblo de Marea. En las afueras de esa población, se encontró hoy el cadáver de un "emir" del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, asesinado a tiros.

El dirigente yihadista había sido secuestrado hace quince días por un grupo desconocido. Más de 162 mil personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011, según el recuento difundido ayer por el Observatorio.

Mientras, el primer ministro del gobierno interino de la oposición siria, Ahmed Toma, aceptó hoy la renuncia del titular de Defensa, Asad Mustafa, y nombró un sucesor temporal hasta que sea elegido oficialmente un nuevo sustituto. En su página de Facebook, el propio Toma informó de que hoy emitió la resolución número 15 en la que acepta la dimisión de Mustafa, presentada ayer, y le agradece sus "esfuerzos extraordinarios" al frente del Ministerio de Defensa opositor.

Toma ha designado al general Mohamed Nur Jaluf, que hasta ahora desempeñaba el cargo de viceministro de Defensa, como sustituto provisional de Mustafa hasta que la Asamblea General de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política de la oposición, elija oficialmente a otro titular de Defensa. Mustafa dimitió en protesta por lo que considera la falta de apoyo internacional a los combatientes sobre el terreno, dijo a Efe ayer un portavoz de la CNFROS.

El vicepresidente de esta agrupación Mohamed Faruq Tuiur reconoció que la renuncia de Mustafa "es comprensible" y supone un mensaje a la comunidad internacional para que busque soluciones reales al conflicto sirio. Mustafa fue ministro de Defensa desde la creación del Ejecutivo interino opositor en diciembre pasado.

Procedente de Hama, en el centro de Siria, fue ministro de Agricultura de su país y gobernador de esa provincia durante el mandato de Hafez al Asad (1971-2000), padre del actual presidente, Bachar al Asad, antes de marcharse al extranjero.

De otra parte, todas las reservas sirias de isopropanol, un producto que se puede utilizar para producir gas sarín, han sido destruidas, según informó hoy la misión conjunta de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en el país árabe. En su anterior actualización, la misión había señalado que Siria había destruido in situ más del 93 % de su reserva de ese químico, que también tiene usos industriales y que es el único que se decidió destruir en territorio sirio en lugar de fuera del país.

En total, un 7.2 % de los materiales químicos declarados por las autoridades sirias está aún pendiente de traslado al extranjero para su posterior eliminación, según explicó a los periodistas el portavoz de Naciones Unidas, Stephane Dujarric. La ONU y la OPAQ urgen a Siria a cumplir con esa tarea "lo antes posible", añadió.

El pasado 27 de abril expiró el plazo fijado inicialmente para la entrega de todo el arsenal químico sirio, y en ese momento un 8 % de los materiales continuaban en el país. La misión de la ONU y de la OPAQ espera ahora que ese proceso se complete cuanto antes para tratar de cumplir con el plazo final, que preveía la destrucción de todos los agentes antes del 30 de junio.

Las sustancias químicas salen del país árabe a través del puerto de Latakia, en la costa mediterránea, y desde allí son transportadas por dos buques, uno noruego y otro danés. La destrucción de los materiales más tóxicos tiene lugar en el navío estadunidense MV Cape Ray a través de un proceso denominado hidrólisis, mientras que algunas sustancias son incineradas en plantas químicas.

Todo el proceso es parte del acuerdo negociado el pasado septiembre entre Estados Unidos y Rusia, que evitó una intervención militar estadunidense en Siria, tras un bombardeo con armas químicas en agosto en un suburbio de Damasco, del que EU responsabilizó al régimen. El pacto fue luego refrendado por la ONU y por la OPAQ, que se hicieron cargo de su aplicación.

En París, el presidente de Francia, François Hollande, advirtió hoy de que si se descubren nuevas pruebas del empleo de armas químicas por parte de las autoridades sirias, se recurrirá a "todos los medios" para condenar al régimen e imponer sanciones.

"Denunciamos el uso de armas químicas, y se encontró un acuerdo al respecto. Si observamos de nuevo pruebas de su uso, utilizaremos todos los medios para condenar de nuevo al régimen" sirio, aseguró Hollande tras reunirse en el palacio del Elíseo con el presidente de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), Ahmed al Jarba.

En una intervención conjunta ante la prensa, el presidente francés subrayó que el régimen sirio se sirve en su lucha de "todos los medios, ayudado por fuerzas externas", lo que constituye una "razón de más para apoyar a la coalición", calificada por Occidente como la única voz legítima para expresarse en nombre del pueblo de ese país.

"Está compuesta de múltiples sensibilidades y personalidades, pero unida en un punto: la democracia, el respeto a las libertades y la voluntad de preservar la integridad territorial", indicó el jefe del Estado francés sobre la coalición. Hollande destacó que, si la situación en Siria no fuera tan grave, la convocatoria de elecciones en ese país para el próximo 3 de junio sería "irrisoria", porque no va a dar otro resultado que el mantenimiento en el poder del presidente Bachar al Asad.

El presidente francés añadió que durante la reunión de hoy, la tercera de este tipo, se plantearon todo lo que se puede hacer a nivel político, diplomático y financiero "para que la coalición pueda tener los medios para defenderse contra el régimen" y contra las "múltiples" fuerzas terroristas presentes en ese país.

"No escatimaremos esfuerzos para hacer prevalecer el derecho del pueblo sirio", concluyó Hollande, que se declaró dispuesto a recibir a Al Jarba "tantas veces como sea necesario para que Siria pueda ser un país libre". Por su parte, el presidente de la coalición siria hizo un nuevo llamamiento para que la comunidad internacional diga "basta de asesinatos y de humillaciones" a Al Asad, quien, según subrayó, "quiere ser presidente sobre los cadáveres de los sirios".