Al menos 31 muertos en ataque aéreo en Alepo

Varios niños están entre las víctimas del lanzamiento de dos barriles explosivos por helicópteros del ejército sirio en un barrio controlado por los rebeldes en la ciudad del norte de Siria.
Rescatistas ayudan a un hombre atrapado bajo los restos de un edificio destruido por helicópteros del ejército en el barrio de Sukkari, en Alepo
Rescatistas ayudan a un hombre atrapado bajo los restos de un edificio destruido por helicópteros del ejército en el barrio de Sukkari, en Alepo (AFP)

Beirut

Al menos 31 personas, entre ellas varios niños, murieron hoy víctimas de dos barriles de explosivos lanzados por helicópteros del ejército sirio sobre un barrio controlado por los rebeldes en Alepo, en el norte del país, según una ONG opositora. "Unos helicópteros lanzaron este lunes dos barriles de explosivos sobre el barrio As Sukkari de Alepo. El nuevo balance es de al menos 31 muertos, entre ellos algunos niños, y decenas de heridos", informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La OSDH publicó imágenes dramáticas del ataque en el que se ve a vecinos con partes de los cuerpos de las víctimas del ataque. Seis personas más murieron en otro ataque con barril bomba en el barrio rebelde de Ashrafiyeh, en el norte de la ciudad. Un dirigente del Consejo Militar rebelde de la provincia siria de Deir al Zur, coronel Munir al Matar Abu Moataz, salió hoy ileso de un ataque armado en la localidad de Albulil.

Según contó el propio Abu Moataz en un vídeo publicado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, la agresión se produjo cuando se trasladaba en su vehículo, una furgoneta, por ese pueblo y desconocidos que se desplazaban en un coche abrieron fuego contra él. En la grabación, se observa el impacto de balas en el parabrisas y en la parte trasera del vehículo del coronel insurgente.

Aparte de ser escenario de los choques entre las fuerzas del régimen y los rebeldes, la provincia de Deir al Zur es testigo desde el pasado 30 de abril de enfrentamientos entre el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y el grupo radical Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL). En esos combates en Deir al Zur, que es fronteriza con la provincia iraquí de Al Anbar, han muerto más de 600 personas, según las cifras del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.