Ocho muertos en accidente de autobús en Tennessee

Los pasajeros habían asistido a un festival de otoño en Gatlinburg, donde participan cantantes y oradores de temas religiosos.
La carretera quedó completamente cerrada en ambas direcciones, mientras numerosos trabajadores de emergencia realizaban sus labores.
La carretera quedó completamente cerrada en ambas direcciones, mientras numerosos trabajadores de emergencia realizaban sus labores. (AP)

Tennessee

Uno de los neumáticos de un autobús que llevaba de regreso a Carolina del Norte a un grupo de fieles explotó, el vehículo perdió el control y se estrelló contra una camioneta deportiva y un arrastre, provocando un choque e incendio en que perecieron ocho personas, informaron las autoridades.

Otras 14 personas resultaron lesionadas en el accidente, en el noreste de Tennessee, entre ellas dos que están muy graves. En el autobús iban fieles de la Iglesia Bautista Front Street, de Statesville, Carolina del Norte, unos 225 kilómetros al este del lugar del accidente.

El grupo de personas, mayores, conocido como Young at Heart (Jóvenes de Corazón), habían asistido a un festival de otoño en Gatlinburg, Tennessee, donde participan cantantes y oradores de temas religiosos.

En la iglesia de Statesville había numerosas personas llorando y abrazándose. Una mujer le susurró a otra "todo va a estar bien" mientras la abrazaba. Se programó un servicio religioso para el miércoles por la noche.

George Stadfeld, miembro de la iglesia desde hace 8 años, dijo que conocía a todos lo que iban en el autobús.

"Todos estamos estremecidos", dijo. "A pesar del dolor, todos somos cristianos y sé dónde están ahora. Más adelante me reuniré con ellos".

Dionne Stutts, esposa del pastor principal de la iglesia, Tim Stutts, dijo que su esposo y otro pastor de la iglesia estaban en camino al lugar del accidente.

Las autoridades dijeron que el vehículo cruzó la medianera y las barreras de cables que dividen la carretera interestatal a eso de las 2 de la tarde, rozó a una camioneta que venía en sentido contrario y se estrelló contra el arrastre, que se incendió.

Varias horas después del accidente, todavía se venía humo saliendo del arrastre y varias ramas de árbol en la autopista estaban calcinadas.

El autobús estaba volcado de lado junto al arrastre.

El autobús no se incendió, pero sufrió de "exposición al calor", dijo Brad Phillips, director de Control de Emergencias del Condado Jefferson. Los rescatistas pudieron sacar rápidamente a los que estaban vivos, para alejarlos de las llamas, y otros buenos samaritanos brindaron su ayuda.

La carretera quedó completamente cerrada en ambas direcciones, mientras numerosos trabajadores de emergencia realizaban sus labores.

"Es algo horrible", dijo el sargento Bill Miller, portavoz de la Patrulla de Carreteras de Tennessee, en una conferencia de prensa por la noche.

El sargento dijo que las autoridades no saben qué causó que el neumático explotara.

Los lesionados fueron trasladados al Centro Médico de la Universidad de Tennessee en Knoxville. El miércoles ya tarde, el portavoz del centro, Jim Ragonese, dijo que estaban tratando a 14 personas del accidente, agregando que dos estaban muy graves, siete graves y cinco estables.

Ninguna de las víctimas ha sido identificada.