Palestina culpa a Israel por muerte de ministro

Los peritos israelíes y palestinos no coinciden si la causa de muerte de un ministro palestino, que se desmayó en un enfrentamiento en Cisjordania, fue un golpe a la cabeza o insuficiencia cardíaca.
Miles de palestinos salieron a las calles para despedir al ministro Ziad Abu Ein, quien murió luego de un enfrentamiento con el ejército israelí.
Miles de palestinos salieron a las calles para despedir al ministro Ziad Abu Ein, quien murió luego de un enfrentamiento con el ejército israelí. (AP)

Ramala, palestina

El gobierno palestino acusó a Israel de ser responsable de la muerte de uno de sus altos cargos tras un enfrentamiento con el ejército israelí, que desplegó más tropas en Cisjordania ocupada para hacer frente a eventuales manifestaciones.

"En virtud de los resultados de la autopsia, el gobierno palestino considera a Israel completamente responsable de la muerte de Ziad Abu Ein", dijo el portavoz gubernamental, Ehab Besaiso, en presencia del forense, Saber al Alul.

Abu Ein, de 55 años, falleció el miércoles tras participar en una manifestación contra la colonización israelí, cerca de un pueblo de Ramala, en la Cisjordania ocupada, que acabó degenerando en incidentes.

Su muerte ha indignado a los palestinos y hace temer una nueva espiral de violencia, habida cuenta del clima de tensión reinante desde hace unos meses en Cisjordania y Jerusalén Este.

Responsables gubernamentales y ciudadanos palestinos se dirigieron este jueves por la mañana a la sede de la oficina del presidente Mahmud Abas, antes de sumarse al cortejo fúnebre en dirección a un cercano cementerio.

Palestinos en uniforme portaban el ataúd de Abu Ein, envuelto en la bandera palestina, mientras retumbaban canciones nacionalistas y los presentes coreaban "¡Venganza!" o "¡Tu sangre no será derramada en vano!".

Las escuelas fueron cerradas en este día de luto, y fotografías de Abu Ein fueron colocadas en los muros de Ramala.

A poca distancia, tropas israelíes eran desplegadas en previsión de posibles enfrentamientos, en particular por la cercanía del cementerio con el asentamiento judío de Psagot.

"Se decidió desplegar el jueves un refuerzo de dos batallones de soldados y de dos compañías de guardias fronterizos en Cisjordania", declaró una portavoz del ejército.

Lidiar con los asentamientos hebreos

Abu Ein estaba encargado de lidiar con la colonización israelí en el seno de la Autoridad Palestina. Murió después de haber sido golpeado y empujado por soldados israelíes que dispersaban, usando gas lacrimógeno, una manifestación de unas 300 personas en Turmus Ayya contra los asentamientos hebreos.

Según una fuente de seguridad palestina, Abu Ein fue golpeado por los soldados con la culata de sus fusiles. Se trata de la personalidad más eminente palestina que muere en estas circunstancias desde hace tiempo.

Abas condenó la "bárbara" acción que provocó la muerte de este alto responsable.

Según videos del enfrentamiento, tres soldados agarraron a Abu Ein, que fue golpeado en el pecho durante los enfrentamientos. El responsable palestino se desvaneció y fue atendido por un médico militar israelí, pero falleció posteriormente en el hospital.

Según los palestinos, los resultados de la autopsia revelan que Abu Ein murió por la acción de las tropas israelíes.

"Las causas de la muerte de Abu Ein fueron los golpes recibidos por las fuerzas (israelíes) de ocupación, y por el intenso uso de gas lacrimógeno", dijo el ministro palestino de Asuntos Civiles, Husein al Sheij.

El ministro israelí de Salud aseguró a su vez que la muerte se produjo por el "bloqueo de una arteria coronaria" que "pudo haber sido causado por el estrés". Añadió que Abu Ein tenía problemas de salud, incluyendo una dolencia cardíaca.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, envió un mensaje a Abas "subrayando la necesidad de calmar las cosas y de actuar de forma responsable".

La muerte de Abu Ein se produce tras meses de enorme tensión entre israelíes y palestinos: a la guerra en Gaza el pasado verano boreal, se han sumado una ola de atentados en Israel, y de disturbios en Cisjordania y en Jerusalén Este, agudizados por anuncios de nuevas construcciones de colonias hebreas.