Reporte preliminar apunta a suicidio de fiscal argentino

La Morgue Judicial informó que no participaron terceras personas en la muerte de Alberto Nisman, mientras que la fiscal en el caso dijo que se analizará si hubo algún tipo de inducción al suicidio.
El fiscal Alberto Nisman acusó a la presidenta Cristina Fernández de ser la cabeza de un plan para encubrir a los iraníes acusados de un atentado contra una sede judía de Buenos Aires en 1994.
Nisman acusó a la presidenta Cristina Fernández de erncabezar un plan para encubrir a los iraníes acusados de un atentado contra una sede judía de Buenos Aires en 1994. (AP)

Buenos Aires

En la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman "no hubo participación de terceras personas", informó la Morgue Judicial, pero la fiscal que investiga el caso, Viviana Fein, anticipó que analizará "si hubo algún tipo de inducción o instigación al suicidio".

Fein declaró a radio América de Buenos Aires que "no habría habido intervención de terceras personas, lo que no descarta que esa resolución podría haber sido tomada por otro tipo de circunstancias".

El cuerpo del fiscal fue hallado sin vida el domingo en su apartamento en el barrio de Puerto Madero de Buenos Aires.

Nisman tenía previsto exponer ante una comisión del Congreso la denuncia que presentó la semana pasada contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman, un legislador oficialista y dirigentes políticos por supuesto encubrimiento a los iraníes acusados por el atentado a la mutual judía AMIA realizado 1994 y que dejó 85 muertos.

"Se va a investigar si hubo algún tipo de inducción o instigación a través de amenazas, ya sea a través de llamados o mensajes de texto. Se ha secuestrado muchísimo material", precisó Fein.

La fiscal consideró que "se podría hablar de un suicidio". "El cuerpo no fue golpeado ni sometido a maltrato, no descarto una instigación. No decimos que esté resuelta la causa", aclaró Fein.

Las primeras informaciones señalaron que Nisman murió por un disparo en la sien con un arma de fuego calibre 22 milímetros que ingresó a la altura de la oreja derecha.

"En un 99 por ciento" el proyectil que provocó el fallecimiento de Nisman fue disparado por una pistola similar a la que fue hallada junto al cuerpo sin vida del fiscal, revelaron fuentes judiciales citadas por la agencia de noticias estatal Télam.

La fiscal indicó que la causa está caratulada como "muerte dudosa". "El arma que se encontró con él no era propiedad del fiscal Nismam, puede ser que el arma se la haya prestado un amigo", agregó.

El Ministerio Público Fiscal informó a través de un comunicado que "el decano de la morgue judicial comunicó que en la muerte de Nisman no hubo intervención de terceras personas".

La fiscal Fein "no obstante se encuentra a la espera de los resultados de un cúmulo de medidas probatorias destinadas a poder descartar cualquier otra hipótesis", sostiene el texto.

En ese sentido, detalló que "entre hoy y mañana llegarán los resultados del estudio microscópico de barrido electrónico practicado sobre las muestras tomadas de las manos del fiscal Nisman". Con este resultado, se determinará la existencia o no de restos residuales de pólvora", señala el texto.

Al mismo tiempo, la fiscalía continuará tomando declaraciones testimoniales y quedará a la espera de los resultados de "distintas medidas técnicas encomendadas a la Prefectura y a la división Apoyo Tecnológico de la Policía Federal sobre el material secuestrado en el departamento de Nisman", indicó el Ministerio Público.

Por su parte, la Procuración General de la Nación ofreció "protección y custodia" a los secretarios de la fiscalía especial que lideraba Nisman y que investigaba desde hace una década el atentado terrorista a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).