Kirchner ordena desclasificar archivos tras muerte de fiscal

La presidenta argentina ordenó desclasificar la información que había solicitado Alberto Nisman, quien hoy llevaría al Congreso una denuncia contra la mandataria sobre el ataque a AMIA en 1994.
Cristina Kirchner, presidenta de Argentina, se enfrentará el jueves a una jornada de huelga general contra su política económica
Cristina Kirchner, presidenta de Argentina. (AFP)

Buenos Aires

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ordenó a la Secretaría de Inteligencia (SI) que desclasifique información que había solicitado el fiscal Alberto Nisman antes de su sorpresiva muerte, ocurrida el domingo en circunstancias que investiga la Justicia.

De esta forma el titular de la SI, Oscar Parrilli, autorizó la desclasificación "de todo otro material, archivo e información de inteligencia vinculado a la investigación del atentado contra la AMIA".

La medida levanta el secreto que preservaba información y la identidad de los espías que aparecerían en las escuchas que Nisman utilizó para argumentar su denuncia y el pedido de indagatoria a la presidenta, a la que acusó de encubrir el atentado contra la mutual judia AMIA que dejó 85 muertos en 1994.

Mediante una nota oficial, Parrilli notificó a la jueza María Servini de Cubría que por "expresa instrucción" de la presidenta autorizó desclasificar la información de inteligencia solicitada por Nisman vinculada a la causa AMIA y relacionada a la firma del Memorándum de Entendimiento entre la Argentina e Irán, foco de la resonante denuncia realizada por el fiscal el pasado miércoles.

El fiscal había pedido a la SI "la desclasificación de la identidad, las acciones, los hechos y circunstancias correspondientes al personal de inteligencia que surge del producido de las intervenciones telefónicas de los abonados" a cuatro número telefónicos que detalla.

"Desconociéndose el contendido de la denuncia presentada" por Nisman, Parrilli solicitó a la jueza "tenga a bien proceder a identificar los nombres del personal de este organismo (SI) que se encontrarían referidos en la mentada denuncia a efecto de proceder al levantamiento del secreto de los mismos".

En su denuncia, Nisman había asegurado que espías de la SI estaban en la lista de sospechados de delito de encubrimiento del atentado. El fiscal había solicitado formalmente que se desclasificaran archivos e identidades para no violar la ley de inteligencia.