Expertos franceses descartan muerte por envenenamiento de Arafat

Tras realizar nuevos análisis, se volvió a descartar que el líder palestino falleciera por envenamiento con polonio. 
El líder palestino falleció en noviembre de 2004 a los 75 años tras un brusco deterioro en su salud.
El líder palestino falleció en noviembre de 2004 a los 75 años tras un brusco deterioro en su salud. (AFP)

París

Los expertos que investigaron, a petición de jueces franceses, la muerte del líder palestino Yaser Arafat volvieron a descartar que falleciera por envenenamiento con polonio tras realizar nuevos análisis, anunció este lunes la fiscal de Nanterre

En 2013, esos expertos y un equipo ruso ya habían excluido la tesis del envenenamiento del líder histórico de los palestinos, fallecido en noviembre de 2004 a los 75 años, en el hospital militar Percy, cerca de París, tras un brusco deterioro de su estado de salud.

Las nuevas conclusiones de los expertos franceses "descartan la hipótesis de una ingesta aguda de polonio 210 en los días anteriores a la aparición de los síntomas que presentaba Yasser Arafat", explicó Catherine Denis, fiscal de Nanterre, en un comunicado.

La tesis del envenenamiento fue avanzada por expertos suizos que lo consideraron "más coherente" a la vista de sus propios resultados.

Los analistas franceses "aseguran que el polonio 210 y el plomo 210 hallados en la sepultura de Yaser Arafat y en las muestras extraídas durante su exhumación tienen origen medioambiental", añadió Denis.

Tres jueces de Nanterre abrieron en agosto de 2012 una investigación por "asesinato", después de la denuncia presentada por Suha Arafat, esposa del dirigente palestino, tras el hallazgo de Polonio en objetos que pertenecieron a su marido.

En noviembre de 2012, se abrió la tumba de Arafat y se extrajeron cerca de 60 muestras sobre su cadáver, que se repartieron entre los tres equipos de expertos suizo, francés y ruso, para que fueran analizados.

Muchos palestinos creen que Israel envenenó a Arafat con la ayuda de algunos miembros de su entorno. Una acusación que Israel siempre negó.