• Regístrate
Estás leyendo: Mueren dos obreros en accidentes en centrales de Fukushima
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 05:19 Hoy

Mueren dos obreros en accidentes en centrales de Fukushima

Una de las víctimas cayó de lo alto de un depósito en la planta Daiinchi.


Publicidad
Publicidad
Hatsune Miku
Ciudad de México
19 de Julio
Los Caligaris
Guadajalara
19 de Julio
The Sol Festival
Poza Rica de Hidalgo
20 de Julio
FLOW
Ciudad de México
20 de Julio

AFP

Dos trabajadores murieron sucesivamente en accidentes registrados en las dos centrales nucleares de Fukushima, Daiichi y Daini, anunció este martes el operador de las instalaciones, Tokyo Electric Power (Tepco).

Un obrero, que trabajaba para una empresa subcontratista, se cayó de lo alto de un depósito destinado a agua de lluvia contaminada en Fukushima Daiichi, gravemente dañada por el tsunami del 11 de marzo de 2011.

Tenía que realizar una operación de control con otras dos personas de Tepco y estaba retirando una tapa de 51 kg que lo arrastró en su caída dentro de la cisterna vertical vacía.

Tepco no divulgó la identidad y edad del fallecido, pero indicó a la AFP que tenía más de 50 años y trabajaba para la empresa de obras públicas Hazama Ando.

Un primer accidente mortal durante una intervención en el emplazamiento se produjo en marzo de 2014. Un trabajador fue sepultado por sedimentos durante unas labores de excavación cerca de una zona destinada a almacenar detritos.

Otro trabajador murió la mañana del martes en la segunda central de la región, Fukushima Daini, operada también por Tepco y paralizada después del sismo y tsunami de 2011.

"Un obrero perdió el conocimiento después que quedar atrapado en una instalación del cuarto piso de un edificio de tratamiento de detritos", explicó un portavoz.

"Sangraba de la cabeza y fue trasladado al hospital, que confirmó posteriormente su deceso", añadió

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.