Muere Mario Cuomo, ex gobernador de Nueva York

El padre del actual gobernante neoyorquino, Andrew Cuomo, padecía de una afección en el corazón, misma que le impidió asistir hoy al discurso de toma de posesión del segundo mandato de su hijo.
Mario Cuomo, ex gobernador de Nueva York, murió hoy a los 82 años.
Mario Cuomo, ex gobernador de Nueva York, murió hoy a los 82 años. (AP)

Nueva York

Mario Cuomo, uno de los íconos liberales de la política de Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XX y quien por tres periodos fue gobernador de Nueva York, murió hoy a los 82 años, informó la prensa local. 

De acuerdo con el diario The Daily News, Cuomo padecía una afección en el corazón, lo que le impidió incluso asistir al discurso de toma de posesión de su hijo, Andrew Cuomo, quien comenzó hoy su segundo mandato como gobernador del mismo estado.

Durante el discurso de toma de posesión, ocurrido seis horas antes de la muerte de Mario, Andrew mencionó la influencia que su padre ha tenido en la conformación de la política de Nueva York.

“Él no pudo estar aquí hoy físicamente, mi padre. Pero mi padre sí está en el salón, en la mente y los corazones de cada una de las personas que están aquí. Él está aquí, y su inspiración, su legado y su experiencia han llevado a este estado al punto donde se encuentra”, dijo el actual gobernador.

Mario Cuomo fue célebre por sus firmes convicciones liberales y por sus brillantes discursos, además de que pasará a la historia como una alternativa constante del Partido Demócrata a la Presidencia.

Como gobernador, Cuomo enfrentó dos recesiones económicas, implementó una ambiciosa expansión del sistema de prisiones estatales y vetó en repetidas ocasiones la pena de muerte.

Fueron sus dotes como orador las que, sin embargo, lo hicieron una figura de influencia nacional, y una excelente opción para convertirse en el candidato presidencial del Partido Demócrata.

Cuomo consideró participar como candidato a la Casa Blanca en 1988 y cuatro años más tarde, en 1992, cuando eventualmente William Clinton se convertiría en presidente.

En 1992 Cuomo decidió no competir tan sólo en el último momento, cuando ya tenía un avión listo para despegar de una pista en Nueva York con rumbo a New Hampshire, donde debía entregar el papeleo necesario para participar en la contienda.

Unos meses después de tal decisión, Cuomo también optó por rechazar la invitación que le hiciera el entonces presidente Clinton para convertirse en juez de la Suprema Corte de Justicia.