No me dí cuenta que Trump me empujó: primer ministro de Montenegro

Dusko Markovic dijo que se percató hasta que vio la noticia en redes y calificó la acción de "inocente", pues indicó que es normal que el presidente de EU esté en la primera fila.

Montenegro

El primer ministro de Montenegro, Dusko Markovic, a quien Donald Trump empujó para pasar al frente durante un reunión de la OTAN, dijo que no se dio cuenta del incidente y que es natural que un presidente de Estados Unidos esté en primera fila.

TE RECOMENDAMOS: Trump y su demostración de fuerza en Bruselas

"Ni siquiera me di cuenta", dijo Markovic, citado por los medios montenegrinos. "Vi las reacciones en las redes sociales. Fue una situación inocente".

"Pero, puesto que cada periodista entiende este acontecimiento a su manera, deseo decir que es natural que el presidente de Estados Unidos esté en la primera fila, que le corresponde", dijo.

La imagen del presidente estadunidense apartando de un empujón al primer ministro de Montenegro encantó a los opositores a la adhesión a la OTAN de este país de los Balcanes.

El portavoz del Frente Democrático, principal movimiento de la oposición de Montenegro, dijo que el ex primer ministro "Milo Djukanovic y (su sucesor) Dusko Markovic recalcan desde hace años que Montenegro será un miembro de la OTAN igual a los demás, respetado, que el país estará a la mesa en la que se toman las decisiones, etc. Hemos visto lo que piensa de eso el presidente de una potencia mundial".

"El problema no es lo que ha hecho Trump", dijo Vucurovic. "El hecho de que Markovic se disculpe y trate de justificar humildemente el hecho de haber querido estar en un lugar que, como él mismo dijo, no le corresponde, es más importante", matizó.

TE RECOMENDAMOS: A empujones, Trump se abre paso en la OTAN

La adhesión de Montenegro a la OTAN cuenta con una fuerte oposición entre los 600 mil habitantes de este país mayoritariamente eslavo y ortodoxo que, como Serbia, a la que estaba asociado en la antigua Yugoslavia, fue bombardeado por la OTAN en 1999.