Muestran monjes-momias en República Checa

En el Monasterio Capuchino de Santa Cruz de Brno, permancen una veintena de cuerpos de monjes que fueron momificados por el ambiente y la ventilación de la cámara donde se encuentran.

República Checa

No solo Guanajuato, Perú y Egipto tienen momias, también República Checa ha mostrado que tiene sus propios cuerpos embalsamados.

Las momias checas se ubican en el monasterio capuchino de la Iglesia de Santa Cruz de la ciudad de Brno, y son de una veintena de monjes capuchinos que aún poseen parte de su piel y sus túnicas.

En dicho lugar los monjes realizaban un rito funerario de una vez concluídos los rezos correspondientes, se sacaba al muerto del ataúd y se colocaba en el suelo en una cámara subterránea donde la ventilación y la atmósfera del lugar se encargaba de manetener los cuerpos intactos al deterioro.

Dicha práctica se dejó en el siglo XVIII debido a la implementación de normas sanitarias en el lugar. Se calcula que antes había unos 200 cuerpos en este tipo de condiciones, actualmente solo quedan 24.

Las momias de Brno reciben varias visitas de turistas al año y siempre se recomienda no llevar a niños pequeños.