El misterio de la niña de los ojos verdes

La policía y la prensa iniciaron una gran campaña para dar con los padres de una pequeña rubia aparecida entre gitanos.
Tiene cuatro años y es calificada como "el ángel rubio".
Tiene cuatro años y es calificada como "el ángel rubio". (John Kolesidis/Reuters)

Atenas

Una niña rubia descubierta en un campamento de gitanos en el centro de Grecia, en manos de una familia que no es la suya, ha creado un gran misterio en el país europeo y alimentado diversas especulaciones, mientras se investiga su origen.

La niña, de unos cuatro años, tiene el pelo y la piel muy claros y los ojos verdes. En unas fotos difundidas por la policía griega aparece vestida con unos pantalones deportivos y despeinada; en otra imagen, bosqueja una sonrisa y tiene los cabellos más ordenados.

Las autoridades griegas anunciaron que la descubrieron el miércoles pasado durante un registro rutinario en un campamento de gitanos de la ciudad de Farsala, en el centro del país.

La niña estaba en el domicilio prefabricado de una pareja, una mujer de 40 años y un hombre de 39. Se presentaron como sus padres, pero los análisis de ADN demostraron rápidamente que no tienen ningún parentesco con ella.

De momento, se inició una investigación judicial por “secuestro de menor” para ver cómo ha ido a parar la niña a manos de la pareja. La policía cuenta con el apoyo de la Interpol y los medios europeos especulan con que detrás de este caso, se encuentra el tráfico de niños.

Según detalla el diario griego [i]To Ethnos[/i], fue el aspecto físico de la niña lo que llamó la atención de la policía.

Las autoridades griegas explicaron en un comunicado que la pareja con quien vivía la niña dio tres versiones diferentes sobre su origen. Según la prensa, una de ellas sería que la compraron a su madre, una búlgara.

Vasilis Halatsis, director regional de la policía en la región de Tesalia, dijo que “la niña puede haber sido secuestrada en un hospital o abandonada por una madre soltera”.

La prensa griega - el diario [i]Ta Nea[/i], el de mayor tirada, y [i]To Ethnos[/i]- la ha bautizado ya como el “ángel rubio”.

La policía especula que la niña fue separada de su familia biológica en 2009 y que la pareja de gitanos que la crió engañó al ayuntamiento de Atenas, inscribiéndola con su apellido en el registro civil, lo que les permitió obtener un certificado de nacimiento.

Además del hombre y la mujer, han declarado otros 14 niños en tres ciudades diferentes, según el comunicado de la policía, que tiene muchas dudas sobre la veracidad de esos nacimientos.

Según lo declarado por la pareja, tres niños habrían nacido en un lapso de cinco meses entre junio y noviembre de 1993 y otros tres entre octubre de 1994 y febrero de 1995.

La menor ha sido confiada a la institución caritativa “La sonrisa del niño”. Su presidente, Kostas Giannopoulos, declaró al canal televisivo MEGA que habla “el idioma de los gitanos” y comprende el griego.