• Regístrate
Estás leyendo: Ministro de Justicia de Brasil dimite criticado por partido gobernante
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 20:59 Hoy

Ministro de Justicia de Brasil dimite criticado por partido gobernante

José Eduardo Cardozo, uno de los ministros de Rousseff que llevaba más tiempo en el gabinete, fue criticado por el PT por falta de reacción ante la investigación a Lula y el fraude a Petrobras.

Publicidad
Publicidad

El ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, renunció este lunes a su cargo para transformarse en el abogado general del Estado, informó el gobierno, en una salida precedida por críticas a su gestión del propio partido oficialista.

Cardozo era uno de los integrantes del gabinete que más tiempo llevaba junto a la presidenta Dilma Rousseff -fue nombrado a comienzos del primer mandato, en 2011- y uno de los más identificados con el Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), al que pertenecen tanto la actual mandataria como su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

"El ministro estaba muy cansado", resumió un asesor del gobierno ante la consulta de AFP, luego de la divulgación de un comunicado formal anunciando su cambio de rol. Cardozo ya había intentado salir del gobierno con anterioridad, pero Rousseff logró convencerlo para que se quedara.

Sin embargo, la investigación del ex presidente Lula por presunta corrupción y el encarcelamiento de prominentes figuras del PT involucradas en el fraude a Petrobras llevaron al partido a señalar un ensañamiento de los investigadores policiales y judiciales contra el oficialismo y a criticar la falta de reacción del gobierno, en especial a la figura de Cardozo.

A lo largo del último año, el escenario político brasileño ha sido sacudido permanentemente por las revelaciones de dos multimillonarios fraudes: un esquema montado por grandes constructoras para sobornar directivos de la estatal Petrobras, que luego distribuían lo recaudado entre partidos políticos, y una confabulación de grandes corporaciones para anular o reducir multas en un organismo encargado de juzgar reclamos por infracciones tributarias.

De acuerdo con los investigadores, los perjuicios causados al Estado entre ambos procesos podrían superar los diez mil millones de dólares. Durante la mañana, cuando la salida de Cardozo comenzó a cobrar espesor, el sindicato de la policía se hizo eco de los posibles motivos de su pedido de dimisión.

"Los delegados de la policía federal recibieron con extrema preocupación la noticia de la salida inminente del ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, a raíz de presiones políticas para que controle los trabajos de la policía federal. Los delegados reiteran que defenderán la independencia funcional para la libre conducción de la investigación criminal y adoptarán todas las medidas para preservar la poca -pero importante- autonomía que la institución conquistó".

El cargo que deja vacante Cardozo será asumido por Wellington Lima e Silva, hasta ahora procurador del estado de Bahia (noreste).

Lula declara por escrito

De otra parte, el ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) presentó un testimonio escrito sobre una investigación en su contra por presunto lavado de dinero, para no tener que comparecer ante los fiscales que lo esperaban el jueves.

Los abogados defensores del ex mandatario y su mujer presentaron la explicación de la pareja sobre la supuesta propiedad de un apartamento tríplex en la costa paulista, considerado por la fiscalía como ocultamiento de patrimonio. Además entraron en la justicia para que no sean obligados a declarar.

"Si la finalidad del fiscal Cássio Conserino era aclarar sobre el apartamento y la finca, fue cumplido hoy cuando el expresidente y su mujer presentaron explicaciones. Su comparecencia sería un acto formal", explicó el abogado Cristiano Zanin, citado por el diario O Globo.

Lula debía declarar hace más de diez días ante la fiscalía pero la sesión fue suspendida tras un cuestionamiento a la actuación del fiscal Conserino, a quien la defensa de Lula considera que no es una "autoridad imparcial".

"Hubo prejuicio o anticipación de juicio de valor" por parte de Conserino que "afirmó, de forma incisiva y perentoria, que denunciaría al expresidente (...) a pesar de que la investigación no estaba concluida y no se les hubiera dado la oportunidad de pronunciarse", indicó una nota del Instituto Lula, que maneja las relaciones del exmandatario con la prensa.

El ente regulador mantuvo a Conserino en el caso. El objeto de esta investigación es un apartamento tríplex en el balneario paulista de Guarujá que la fiscalía sospecha pertenece a Lula pero que oficialmente aparece como posesión de la constructora OAS, una de las firmas involucradas en un megafraude a Petrobras que es investigado en otro proceso.

Lula declaró en 2006 haber pagado una cuota para este proyecto inmobiliario en la Bancoop, la cooperativa de bancarios que era propietaria de esta obra, y que finalmente, por inviabilidad, fue transferida a OAS. La defensa del ex presidente afirma que Lula finalmente desistió de la compra y pidió la devolución del pago.

En paralelo, investigadores del caso Lava Jato que intenta desmadejar el megafraude en Petrobras sospechan que OAS habría entregado apartamentos del mismo desarrollo inmobiliario en Guarujá en pago de sobornos a cambio de contratos con la petrolera.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.