Ministro francés del Interior, más popular que Hollande y Sarkozy

Un sondeo revela que Manuel Valls, de origen español, goza de una "extrema popularidad" pero su principal obstáculo es el método de elección de los candidatos socialistas, las primarias, en las ...
Manuel Valls, ministro del Interior francés, es un político con gran popularidad
Manuel Valls, ministro del Interior francés, es un político con gran popularidad (AFP)

París

La popularidad del ministro francés del Interior, Manuel Valls, supera a la del presidente, François Hollande, y a la del anterior jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, indica un sondeo difundido hoy. El ministro, de origen español, recibe la simpatía del 59 por ciento de los encuestados cuando se le compara con Hollande, y del 51 por ciento cuando se le enfrenta a Sarkozy, apunta el instituto demoscópico BVA. El sondeo preguntó entre los pasados 17 y 18 de diciembre a 995 personas qué personalidad preferían como presidente de la República, pero, según precisa, estos resultados no deben considerarse una intención de voto.

El 13 por ciento de los encuestados dijo no decantarse por ninguno cuando el duelo estaba en manos de Valls y Hollande, y un 9 % también declinó pronunciarse cuando se le comparaba con Sarkozy. Los votantes de derechas le otorgaron un apoyo claro (79 %) cuando el contrincante era el actual inquilino del Elíseo, pero al medirse con el anterior presidente ese porcentaje bajó al 10 por ciento. Entre los de izquierdas, no obstante, el ministro pierde ante Hollande, que acapara el 59 por ciento de las preferencias, pero gana ante Sarkozy, aupado en ese caso por casi nueve de cada diez personas.

En términos globales, según BVA, Valls confirma con este último sondeo su "extrema popularidad, (...) y puede alimentar las mayores ambiciones". Su principal obstáculo en caso de que aspirara a la presidencia sería, a juicio de esa encuesta, el método de elección de los candidatos, con primarias abiertas a los simpatizantes de su partido.

BVA concluye que aunque los de izquierdas tienen "una muy buena opinión" de él, esta no supera a la de políticas como la ministra de Justicia, Christiane Taubira, o Martine Aubry, alcaldesa de Lille y candidata a las primarias ganadas por Hollande, y cuyos porcentajes de apoyo no se detallan. Y en caso de tener que enfrentarse con el actual presidente, el duelo no estaría claramente cerrado, según ese análisis, teniendo en cuenta que Hollande "ha demostrado que conserva una buena ventaja".