Más de 50 millones de desplazados por guerras y crisis, alerta la ONU

"Nos enfrentemos a un enorme aumento de todos los desplazamientos forzados", dijo Antonio Guterres, alto comisionado para los refugiados, que recordó que el número de desplazados es seis millones ...
Una niña siria kurda refugiada lleva un botellón de agua en el campo de refugiados de Quru Gusik (Kawergosk) a 20 km de Arbil, en Irak
Una niña siria kurda refugiada lleva un botellón de agua en el campo de refugiados de Quru Gusik (Kawergosk) a 20 km de Arbil, en Irak (AFP)

Ginebra

En total, 51.2 millones de desplazados y refugiados por la guerra y la violencia se registraron en 2013, el mayor número desde la II Guerra Mundial, alertó este viernes la Agencia de la ONU para los refugiados. Son seis millones más que en 2012, recordó Antonio Guterres, alto comisionado para los refugiados, al presentar el informe a la prensa.

"Nos enfrentemos a un enorme aumento de todos los desplazamientos forzados", dijo el alto comisionado, que alertó de que hay 2.5 millones de nuevos refugiados sirios y 6.5 millones de desplazados internos en el país desde el inicio del conflicto, hace más de tres años. En África, en particular en Centroáfrica y Sudán del Sur, se han producido importantes desplazamientos de población. Lejos de África, Colombia es uno de los países con mayor número de desplazados en el mundo, 5.3 millones.

Según Guterres, el fuerte crecimiento se explica por la "multiplicación de nuevas crisis", que empujan a la población a abandonar sus hogares, y por la "persistencia de viejas crisis que parecen no querer morir nunca". La comunidad internacional, dijo Guterres, "debe superar sus diferencias y encontrar soluciones a los conflictos actuales en Sudán del Sur, en Siria, en República Centroafricana y en otros lugares".

"Actualmente, hay tantas personas desarraigadas como la población total de países como Colombia, España, Sudáfrica o Corea del Sur", comparó Guterres para dar una idea del alcance del fenómeno. Los desplazamientos forzados agrupan a tres categorías de población: los refugiados, los demandantes de asilo, que actúan a título individual, y los desplazados internos, que se quedan en sus países, pero que han tenido que abandonar su hogar.

En total, 16.7 millones de personas han elegido el camino del exilio, el mayor número desde 2001. Los afganos, los sirios y los somalíes son los grupos de refugiados más numerosos. Por región, Asia y Pacífico cuentan con el mayor número de refugiados en el mundo, con 3.5 millones de personas; 2.9 millones viven en África subsahariana y 2.6 millones en África del Norte y Oriente Medio.

El 86% de los refugiados viven en los países en desarrollo. En total, 1.1 millones de personas depositaron el año pasado una demanda de asilo (+15%), en su mayor parte en los países desarrollados. Se trata del mayor número de los últimos diez años. A ellos se suma los 1.2 millones de personas que ya depositaron la demanda de asilo y que esperan una respuesta.

Alemania fue el país más solicitado, con 109,600 demandas de asilo en 2013, un 70% más que en 2012, destronando a Estados Unidos. Rusos, serbios y sirios encabezaron esta abultada lista. Y es que el número de demandantes de asilo rusos se ha cuadriplicado en 2013 a 14,900. También se ha duplicado el número de demandantes sirios, a 11,900, y el de serbios ha crecido un 50% a 14,900. El número de demandantes eritreos pasó de 650 en 2012 a 3,600 en 2013.

Además de Alemania, Estados Unidos (84,000, +19%), Sudáfrica (70,000, -15%) y Francia (60,200, +9%) son los que más demandas de asilo recibieron. "La calidad de las infraestructuras de recepción y la situación económica son las dos principales razones que explican el atractivo de estos países", justifica Guterres.

Pero los desplazados internos también marcaron un nuevo récord el pasado año, con 33.3 millones de personas, 7.6 millones más que en 2012. Los cuatro países más afectados por los desplazamientos internos son Siria (6.5 millones), Colombia (5.3 millones), República Democrática de Congo (2.9 millones) y Sudán (1.8 millones).