Militares abatidos iban por 'narcos' de las FARC

Los 11 soldados muertos fueron sorprendidos mientras dormían; realizaban acciones para capturar a Chichico, traficante de la guerrilla; no hay fecha para reanudar los bombardeos.
El jefe de Estado (derecha) y su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón ( izq ) ayer en las honras fúnebres a uno de los 11 soldados muertos.
El jefe de Estado (derecha) y su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón ( izq ) ayer en las honras fúnebres a uno de los 11 soldados muertos. (AFP)

Colombia

Los militares atacados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en una zona rural del suroeste de Colombia realizaban en ese área un operativo de búsqueda de varios narcotraficantes de la guerrilla, reveló el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Según explicó, el área rural de Buenos Aires, en el departamento del Cauca, donde ocurrieron los hechos, es una zona "donde las estructuras de las FARC tienen una cantidad de laboratorios y 'cocinas' de narcotráfico y cultivos.

"En el último mes las tropas fueron encontrando y destruyendo insumos químicos de narcotráfico. Por supuesto había información sobre la presencia de terroristas de la Columna Miller en esa zona y las tropas tenían la necesidad de comprobar si podían hacer capturas de miembros de esa columna", dijo a Caracol Radio.

Según el ejército colombiano, la Columna Miller Perdomo fue la autora del ataque en el que murieron 11 soldados y otros 24 resultaron heridos, fueron atacados de madrugada mientras dormían, según sus investigaciones.

Por su parte, el general Mario Augusto Valencia, comandante de la Tercera División, detalló que la tropa buscaba a Chichico, un guerrillero dedicado al narcotráfico que ejerce como cuarto jefe de la columna antes citada, reveló el diario El Tiempo.

Según esa versión, los soldados recorrieron durante tres días la zona, hasta que una fuerte lluvia los obligó a suspender la búsqueda y refugiarse en un polideportivo.

El periódico asegura que no se descarta que el ataque fuera una venganza por la muerte la semana pasada de dos guerrilleros encargados de la movilización de insumos para fabricar estupefacientes, una hipótesis que Pinzón no descartó.

El ministro evitó pronunciarse sobre cuándo comenzarán los bombardeos contra campamentos de las FARC que el presidente Juan Manuel Santos ordenó reanudar en respuesta al ataque a los soldados, y aseguró que la búsqueda de la paz continuará en Colombia.

"La paz la seguiremos construyendo, ojalá que por la fuerza de la razón (en referencia a los diálogos de paz de La Habana), pero si no, la seguiremos construyendo por la fuerza", afirmó Pinzón.

En tanto, el presidente Juan Manuel Santos llamó a "poner" plazos al proceso de paz con las FARC, dos días después del ataque.

"Hay que ponerle plazos a este proceso. Y si quieren la paz, tienen que demostrarlo con hechos y no con palabras. A nuestros militares, a nuestros valientes soldados y policías les digo: no bajemos la guardia", afirmó el mandatario al recibir a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, de visita oficial en el país.

Santos, quien desde noviembre de 2012 realiza en Cuba negociaciones con las FARC, fue reelecto en junio pasado con el mandato de terminar con más de cinco décadas de conflicto armado, el más antiguo de la región.

"La paciencia se nos agota", dijo el mandatario, al reconocer su "rabia" y "dolor" por el asalto al ejército.

Hasta ahora el mandatario prefería no hablar de plazos ni fechas, aunque sí llamó en reiteradas oportunidades a "acelerar el proceso".