Junta militar tailandesa cierra una televisora de la oposición

El presidente de los opositores Camisas Rojas, Jatuporn Prompan, anunció que Peace TV había recibido la orden de cesar sus emisiones desde este jueves a las 20:30 hora local del país asiático.
El primer ministro de Tailandia, general Prayuth Chan-o-cha, hace un saludo tradicional en Bangkok
El primer ministro de Tailandia, general Prayuth Chan-o-cha, hace un saludo tradicional en Bangkok (AFP)

Bangkok

La junta tailandesa en el poder cerró una cadena de televisión por satélite en un nuevo golpe del gobierno militar a la oposición y a la libertad de expresión. En un comunicado publicado en Facebook, Jatuporn Prompan, el presidente de los opositores Camisas Rojas, anunció que Peace TV había recibido la orden de cesar sus emisiones a partir de este jueves a las 20:30 hora local (13:30 hora GMT).

Este viernes, los programas habían sido reemplazados por una carta de ajuste. Los Camisas Rojas, un poderoso movimiento popular favorable al gobierno que fue destituido por un golpe de Estado el 22 de mayo de 2014, llevaban varios meses intentando mantener su autorización para emitir.

Tras haber sido cerradas por el golpe de Estado, las cadenas de la oposición volvieron a funcionar tres meses más tarde pero a condición de no hablar de política. Sin embargo la junta, a través de su comisión nacional de telecomunicaciones (NTC) que otorga las licencias, consideró que Peace TV no había cumplido sus obligaciones.

"La pantalla es negra pero nuestros corazones siempre serán rojos", dijo Pongsak Chaiyawut, un partidario de Jatuporn, en la página del líder de los Camisas Rojas. En 2006, el primer ministro Thaksin Shinawatra fue derrocado y tuvo que exiliarse. Cuatro años más tarde, decenas de miles de Camisas Rojas acamparon en las calles de Bangkok para reclamar la caída del gobierno.

Estas manifestaciones, duramente reprimidas (90 muertos), pusieron de manifiesto las divisiones dentro de la sociedad taliandesa entre partidarios y detractores de Thaksin, que continua teniendo gran influencia en la política del país.

La junta militar, presidida por el general Prayuth Chan-o-cha, ha hablado de la posibilidad de convocar elecciones legislativas hasta finales de 2015 pero ha sido acusada de querer poner en marcha mecanismos para impedir el retorno del clan Shinawatra.