No construiremos un muro, dice Hillary al aceptar la nominación

Donald Trump "quiere dividirnos del resto del mundo, y entre nosotros", advirtió la candidata demócrata, quien prometió que será la presidenta de todos los estadunidenses.

Filadelfia

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, prometió hoy que, si gana las elecciones, será la presidenta de "todos" los estadunidenses, "de demócratas, independientes y republicanos", tanto de los que voten por ella como de los que no lo hagan.

"Llevaré todas sus historias y voces conmigo a la Casa Blanca", dijo Clinton durante su discurso de aceptación de la candidatura presidencial ante la Convención Demócrata.

Al inicio de su discurso, se dirigió a los seguidores de su rival en las primarias, el senador Bernie Sanders, a quienes aseguró: "Su causa es nuestra causa".

Clinton dijo que Estados Unidos necesita las "energías" y la "pasión" que han volcado los seguidores del senador en su campaña.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump "quiere dividirnos del resto del mundo, y entre nosotros", advirtió por otro lado la ex secretaria de Estado, que fue interrumpida por los aplausos del público en varios momentos de su discurso.

"No construiremos un muro", afirmó Clinton en referencia al que quiere edificar Trump en la frontera con México y agregó que, en lugar de eso, construirá "una economía donde todo el mundo que quiera un trabajo bien pagado pueda tener uno".

También denunció el "racismo sistémico" que sufren las comunidades negra y latina en Estados Unidos, al prometer una reforma del sistema judicial y un mayor control de las armas.

"Tenemos que curar las divisiones en nuestro país", declaró Clinton.

Chelsea presenta a su mamá

Chelsea Clinton elogió la delicadeza y cualidades humanas de Hillary Clinton, candidata demócrata a la Casa Blanca, evocando una madre "maravillosa, atenta y divertida."

"Estoy aquí como una estadounidense orgullosa, una demócrata orgullosa, una mamá orgullosa, una hija orgullosa", dijo la única hija de la candidata y del expresidente Bill Clinton en el último día de la Convención Demócrata que promulgó la candidatura de la exsecretaria de Estado.

Evocando a una madre atenta, Chelsea Clinton describió una mujer llena de vida con "sentido" de la justicia.

"Ella nunca, nunca, se olvida por lo que lucha", dijo la joven de 36 años, bajo la mirada atenta de su padre Bill, instalado en las gradas del pabellón de deportes Wells Fargo Area en medio de una multitud de casi 5.000 delegados del partido reunidos en Filadelfia.

"Sé con todo mi corazón que nos hará sentir orgullosos como presidenta", concluyó Chelsea, quien ya había hecho campaña por Hillary en 2008 cuando resultó elegido el hoy presidente Barack Obama.