Trump critica a Obama por no viajar a Luisiana

El candidato republicano, Donald Trump, dijo que era irónico que el presidente no interrumpiera sus vacaciones para visitar las localidades afectadas por las inundaciones.
El candidato republicano Donald Trump.
El candidato republicano Donald Trump. (AFP)

Luisiana, Estados Unidos

El candidato republicano Donald Trump criticó al presidente Barack Obama por no interrumpir sus vacaciones para visitar Luisiana, tras las recientes inundaciones que dejaron 13 muertos y miles de damnificados.

En una visita a una iglesia bautista en Baton Rouge -una de las zonas más afectadas-, Trump señaló en tono irónico que "el presidente dice que no quiere venir porque está tratando de terminar un juego de golf", reportó la cadena ABC.

El candidato republicano también se dirigió al grupo de voluntarios que se reunieron en el lugar y se comprometió a ayudar a su comunidad.

La Casa Blanca indicó que Obama ha estado recibiendo informes sobre la situación en Luisiana durante sus vacaciones en Martha's Vineyard, Massachusetts.

En un editorial, el diario The Advocate, de Baton Rouge, llamó a Obama a visitar "el estado más angustiado" del país.

El periódico hizo notar que Obama sí interrumpió sus dos semanas de vacaciones en Martha's Vineyard, a principios de esta semana, para asistir a una recaudación de fondos para la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, en la isla de Massachusetts.

Trump fue acompañado en su visita a Luisiana por su compañero de fórmula, el gobernador de Indiana, Mike Pence. Ambos se reunieron con las autoridades locales en un recorrido para revisar los daños causados por las inundaciones.

El jueves por la noche, mientras hacía campaña en Charlotte, Carolina del Norte, Trump envió sus condolencias a Luisiana, un estado que, dijo, es "muy, muy especial" para él.

"Nuestras oraciones están con las familias que han perdido a sus seres queridos, y nosotros les enviamos nuestras más profundas condolencias", manifestó Trump.

Las históricas inundaciones en Luisiana han generado una crisis de vivienda comparada por algunos con la sufrida tras el paso del huracán Katrina, en 2005.

Unas 40 mil casas resultaron dañadas y unas 86 mil personas han solicitado ayuda federal para desastres, mientras que más de seis mil damnificados se encuentran en refugios.

AFC