En su primer spot de TV, Trump ataca a inmigrantes

En el primer anuncio televisivo de su campaña, el candidato republicano afirma que de ganar la presidencia, Estados Unidos estará seguro, sin terroristas ni inmigrantes.

Washington, Estados Unidos

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó su primer aviso publicitario en televisión de su campaña electoral, que se centra en temas de seguridad y asocia a Hillary Clinton a los problemas de la inmigración clandestina.

"En el Estados Unidos de Hillary Clinton, el sistema está amañado en detrimento de los estadunidenses", dice el narrador, al evocar la admisión de refugiados sirios y asociando la delincuencia a los inmigrantes clandestinos que, además, se beneficiarían de las prestaciones sociales.

"El Estados Unidos de Donald Trump es el de la seguridad", agrega la voz en off. "Los terroristas y los criminales peligrosos quedan excluidos".

Este primer anuncio publicitario se hizo esperar durante largo tiempo, mientras que la candidata demócrata, Hillary Clinton, ya gastó 61 millones de dólares en las cadenas televisivas, de acuerdo con la NBC.

Pero esta publicidad de Trump no representa más que una gota de agua en comparación: el presupuesto inicial de esta campaña publicitaria en televisión, que debe durar 10 días, es de 4.8 millones de dólares, según un comunicado de las tiendas del candidato republicano.

La campaña publicitaria se concentrará en cuatro estados que serán clave en la elección del 8 de noviembre: Florida (sureste), Ohio (norte), Carolina del Norte (sureste) y Pensilvania (este).

Trump, a quien Clinton aventaja en las encuestas, escogió el ángulo de la seguridad para este primer aviso, el que culmina con el eslogan "devolver a Estados Unidos la seguridad", variando del ya machacado "devolver a Estados Unidos su grandeza".

En Charlotte, Carolina del Norte, Trump volvió a insistir con los temas de seguridad y migración durante un discurso en el que también causó sorpresa al declararse arrepentido de las palabras hirientes que ha pronunciado durante la campaña electoral.

El magnate inmobiliario intenta dar un nuevo impulso a su candidatura, luego de reestructurar la dirección de su campaña.

AFC