Descartan vínculo terrorista en ataque de Londres

La Policía Metropolitana de Londres informó que el ataque con cuchillo perpetrado ayer no es un acto terrorista porque las víctimas fueron elegidas al azar.
Los elementos de seguridad de Londres después del ataque.
Los elementos de seguridad de Londres después del ataque. (Tomada de Twitter @politicallord)

Londres, Inglaterra

La Policía Metropolitana de Londres (Met) descartó que exista un vínculo terrorista en el ataque con cuchillo perpetrado anoche en la ciudad, en el que murió una mujer y dejó cinco heridos.

La también llamada Scotland Yard informó de que la agresión ocurrida a las 21:30 GMT del miércoles en la plaza de Russell Square fue "un ataque espontáneo", en el que las víctimas, dos de las cuales aún siguen ingresadas en el hospital, fueron "seleccionadas al azar".

El autor, que permanece detenido como sospechoso de asesinato, es un varón de 19 años, de nacionalidad noruega y origen somalí, que tenía "problemas de salud mental", según aclaró en una rueda de prensa el subcomisario de Scotland Yard, Mark Rowley.

Rowley precisó que los factores relativos a la procedencia del presunto agresor "no son relevantes para establecer el móvil del ataque".

En el incidente, ocurrido en una zona céntrica y transitada, llena de hoteles y muy cercana al Museo Británico, perdió la vida una mujer norteamericana de unos 60 años, y otras cinco personas, procedentes del Reino Unido, Australia, Israel y España, resultaron heridas, con lesiones de diferente índole, si bien en ningún caso se teme por sus vidas, según la Met.

Tras el incidente, el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, expresó en un comunicado su solidaridad "con las víctimas del suceso en Russell Square y sus seres queridos" y remarcó que la seguridad de los londinenses es su "prioridad número uno".

También el líder del opositor partido laborista, Jeremy Corbyn, se refirió a la agresión durante una comparecencia en un mitin celebrado en el barrio de Dagenham, en el que el político izquierdista calificó lo sucedido de "evento abominable" y agradeció la intervención de la policía.

Durante la investigación, los agentes no han hallado "ninguna evidencia" que apunte a que el atacante, que tuvo que ser abatido con una pistola eléctrica, hubiera sido "radicalizado" por terroristas.

"Aunque la investigación aún no concluye, todo el trabajo realizado hasta ahora apunta cada vez más a que este incidente trágico ha sido desencadenado por problemas de salud mental", explicó Rowley, ante los temores iniciales de que pudiera tratarse de otro atentado yihadista, del estilo de los registrados en diferentes ciudades europeas.

El más recientes fue el cometido por dos jóvenes de 19 años contra la iglesia de Saint Étienne du Rouvray, en Normandía, donde mataron al párroco Jacques Hamel e hirieron de gravedad a un feligrés.

Ese ataque ocurrió catorce días después del perpetrado en Niza, que causó la muerte de 84 personas y heridas a más de 300, después de que el terrorista Mohamed Boulhel penetrara con su camión en el paseo marítimo de la ciudad durante la celebración de la Fiesta Nacional y arrollara a cientos de personas.

Tras esa oleada de atentados en el continente, el comisario de la Met, Bernard Hogan-Howe, y el alcalde de Londres anunciaran este miércoles que más agentes de policía armados, hasta un total de dos mil 800, vigilarán ahora las calles de Londres.

El objetivo es dar garantías a los ciudadanos británicos y disuadir a posibles agresores en un momento de alta tensión generada por la amenaza terrorista.

El pasado junio, un informe divulgado por la Europol reveló que las últimas investigaciones académicas habían apuntado a que un 35 por ciento de los autores de ataques en solitario ocurridos entre los años 2000 y 2015 sufrían algún tipo de desorden mental.

En esta línea, otro estudio divulgado por la agencia de seguridad de la Unión Europea indicó que a una "proporción significativa" de militantes extranjeros del Estado Islámico (EI) les había sido diagnosticado algún problema mental antes de que se unieran a ese grupo terrorista.

También, en este sentido, algunos altos mandos de las fuerzas antiterroristas británicas han planteado su inquietud sobre si el EI dirige de manera deliberada su propaganda a individuos con trastornos psiquiátricos a fin de alentarles a cometer atentados violentos.

El pasado junio, el comandante de Scotland Yard, Dean Haydon ya advirtió de que gran parte del material difundido por esos grupos está destinado a personas vulnerables.

AFC