• Regístrate
Estás leyendo: Merkel cambia retórica y se aleja de Estados Unidos
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 22:44 Hoy

Merkel cambia retórica y se aleja de Estados Unidos

Las discusiones en las recientes cumbres de la OTAN y del G7 acabaron por dinamitar la poca paciencia que le quedaba a la mandataria alemana, que no dudó en decir que Europa camina sola.

Publicidad
Publicidad

Tras meses de cautela en torno al nuevo inquilino de la Casa Blanca, la canciller alemana, Angela Merkel, se atrevió a decir finalmente lo que muchos pensaban, pero muy pocos verbalizaban: Europa ya no se puede fiar de Estados Unidos.

Las discusiones en las recientes cumbres de la OTAN y del G7 sobre el gasto militar, la protección del clima o la política de refugiados parece que acabaron por dinamitar la poca paciencia que le quedaba ya a la mandataria alemana, que no dudó en decir alto y claro el domingo en un acto en Alemania que Europa camina sola.

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué pasaría si EU abandona el Acuerdo de París?

"Los tiempos en los que nos podíamos fiar completamente de los otros en parte han terminando. Así lo experimenté los últimos días", declaró. "Y por ello solo puedo decir: nosotros los europeos debemos realmente tener nuestro destino en nuestra propia mano", afirmó al día siguiente de la cumbre del G7 en Taormina (Italia).

¿Estamos ante el principio del fin de las relaciones transatlánticas como las conocíamos hasta ahora? De momento, Merkel, cansada de las declaraciones del presidente estadunidense, Donald Trump, que llegó incluso la pasada semana a calificar a los alemanes de "malos, muy malos" en relación a su superávit comercial, invocó la cohesión e independencia de la Unión Europea (UE).

Para la mandataria ese es el camino a seguir frente a las políticas nacionalistas y aislacionistas defendidas en los últimos tiempos por países como Estados Unidos o Reino Unido, que negocia actualmente su salida de la UE.

A pesar de todo, Merkel no quiere dar la espalda por completo a estos países, sino que quiere mantener una relación de amistad con ellos e incluso con la vecina Rusia. "Sin embargo, debemos saber que debemos luchar nosotros mismos por nuestro futuro y nuestro destino como europeos", afirmó.

Sus declaraciones fueron aplaudidas por la prensa internacional y alemana. "¡Finalmente! Finalmente se mira de manera realista lo relacionado con Donald Trump. Finalmente se tiran por la borda las esperanzas de los políticos y transatlánticos respecto al presidente de Estados Unidos", escribió en un comentario la televisión pública alemana ARD.

"Para Trump rige tanto en política interna como externa, mucho más que en los años pasados, el que cada uno forja su suerte", agregó. "Por ello, el nuevo ajuste de Merkel es una conclusión lógica".

"No se puede contar con Estados Unidos", tituló por su parte un comentario el diario "Frankfurter Allgemeine Zeitung". "Merkel quiere menos influencia de Estados Unidos. Los europeos no deben infravalorarse, pero tampoco sobreestimar las propias posibilidades. Se trata de un equilibrio de intereses pragmático", indicó.

No obstante, estas declaraciones a cuatro meses de las generales en Alemania suscitaron cierto escepticismo. "¿Un momento de cambio histórico o campaña electoral barata?", se preguntaba la revista "Der Spiegel".

Ante la duda, el Partido Socialdemócrata alemán (SPD) no dudó en sumarse hoy al carro y acusó a Trump de "chantaje político". "Europa debe reaccionar contra Trump con realismo, pero sobre todo con seguridad en sí misma", reclamó el rival de Merkel en las próximas elecciones, Martin Schulz. Más tarde, en un evento del SPD en Berlín llamó a todos los demócratas en Europa a ponerle límites a Trump. "Por eso lo que dicta este momento es ponerse en el camino de este hombre con todo lo que representamos, también (en cuanto) a su logística de rearme fatal a la que nos quiere obligar", afirmó.

Pero, ¿quiere decir esto que estamos a las puertas de una nueva época basada en una Europa contra Trump? ¿Cómo se hará frente a desafíos globales sin el apoyo de la potencia estadunidense? ¿Es éste el principio del fin del multilateralismo?

De momento, todas las miradas se dirigirán a Alemania en busca de respuestas cuando dentro de seis semanas Merkel reciba a Trump en Hamburgo en su papel de anfitriona con motivo de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del grupo de países desarrollados y emergentes del G20.

AER

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.