Al menos 25 muertos en los disturbios de Kiev

Mientras sigue la batalla en la plaza de la Independencia de la capital de Ucrania, cercada por la policía, y crece el número de víctimas mortales, el presidente Yanukovich amenaza a los líderes ...
Manifestantes y policías se enfrentan en la plaza de la Independencia de Kiev, convertida en escenario de una batalla campal
Manifestantes y policías se enfrentan en la plaza de la Independencia de Kiev, convertida en escenario de una batalla campal (AFP)

Kiev

Al menos 25 personas murieron como consecuencia de los violentos enfrentamientos entre manifestantes antigubermanentales y las fuerzas del orden en Kiev, anunció el ministerio de Sanidas en un comunicado publicado el miércoles por la mañana. Otras 241 personas han sido hospitalizadas, entre ellas 79 polícías y cinco periodistas, agregó el ministerio. Los enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios continuaron durante toda la noche, con la plaza de la Independencia (conocida como el Maidán) cercada por la policía, y varias personas más habrían muerto durante la madrugada, según informaciones no confirmadas por fuentes oficiales.

Según cifras oficiales anteriores, el martes murieron 18 personas en los enfrentamientos. Once de ellos eran civiles y siete, policías. El diario Kyiv Post informó en su edición online de al menos 22 muertos. Tanto manifestantes como las fuerzas de seguridad presentaron heridas de bala. La reconocida profesora de medicina ucraniana Olga Bogomolez habló de más de mil manifestantes heridos.

Algunos cadáveres habrían sido llevados al monasterio Mijáilovski, próximo a la plaza de la Independencia, corazón de las multitudinarias protestas populares que empezaron hace tres meses contra el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, tras su negativa a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. Al menos 114 personas han sido hospitalizadas, según el ministerio de Sanidad, mientras que otras fuentes calculan que el número total de heridos en los disturbios se cuenta por centenares.

La sociedad médica "Medichna Varta" (Guardia médica) informó de la muerte por herida de bala del periodista Viacheslav Vereméi, redactor del periódico local Vesti, quien fue atacado esta madrugada por radicales cuando volvía en taxi del trabajo junto a otro colega. Vereméi falleció en la ambulancia, mientas que su compañero ingresó en el hospital con diversos traumatismos. Miles de manifestantes resisten a esta hora en el Maidán el asalto de las fuerzas antidisturbios "Berkut" y las tropas del ministerio de Interior, que empezaron anoche el desalojo forzoso del bastión de la oposición.

Arden las barricadas y algunas tiendas de campaña en una pared de fuego que ha separado durante toda la noche a policías y manifestantes. Los opositores alimentan el fuego con neumáticos y resisten a las fuerzas de seguridad con lanzamiento de piedras, petardos, cócteles molotov y fuegos artificiales, mientras la policía responde con granadas aturdidoras e intenta apagar el fuego con camiones lanzaagua. Los antidisturbios avanzaron desde la última hora del martes en dos direcciones hacia la plaza y dejaron despejadas otras dos para permitir a los manifestantes abandonar la plaza.

La violencia en el centro de Kiev, con decenas de heridos de bala en ambos bandos, se desató el martes por la mañana durante la marcha de miles de manifestantes hacia la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), justo después de que entrara en vigor la amnistía para todos los detenidos en las protestas de los últimos tres meses. Los enfrentamientos empezaron cuando la policía intentó impedir el paso de una multitudinaria marcha opositora para demandar la restitución de la Constitución de 2004, que limitaría los poderes del presidente.

El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, afirmó que la oposición "se ha extralimitado" esperando llegar al poder gracias a la calle, y aseguró que los culpables serán juzgados. Además, acusó a los opositores de un "intento de toma del poder" de manera anticonstitucional. "Los líderes de la oposición han abandonado los principios democráticos, según los cuales se llega al poder mediante elecciones y no en la calle", aseguró. "Se han extralimitado al llamar a la gente a tomar las armas (...) Es una violación flagrante de la ley y los culpables comparecerán ante la justicia", añadió.

El presidente reprocha a los líderes opositores por haber llamado a "los radicales en el Maidán a una lucha armada", inclusive antes de que se abriera la sesión parlamentaria del martes, en la que "podrían haberse promulgado leyes que cambiarían a Ucrania". "Bloquearon al parlamento (...) Y exigieron todo el poder para la oposición de manera inmediata", continuó. "Sin contar con un mandato popular, quienes se dicen políticos intentaron tomar el poder violando la Constitución con resultado de violencia y asesinatos", subrayó haciendo referencia a las víctimas mortales de los enfrentamientos del martes.

Además, dijo que la oposición "debe tomar distancia respecto a los radicales o, de lo contrario, reconocer que los apoya". "En este caso, hablaremos de manera muy diferente", advirtió. Las conversaciones entre Yanukovich y el político opositor Vitali Klitschko concluyeron esta noche sin resultados. Según informó la agencia de noticias rusa Itar-Tass, Klitschko dejó en claro tras el encuentro que las negociaciones sobre una normalización de la situación en el país fracasaron. Klitschko acusó a Yanukovich de evaluar la situación de forma equivocada.

En el encuentro, el presidente pidió a la oposición poner fin a la confrontación y dejar las armas, según se informó. El detonante de la violencia al parecer fue un ataque a una barrera policial la mañana del martes. Como agresores se habló de opositores radicales o de provocadores al servicio del estado. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió a Yanukovich que retire las fuerzas de seguridad y lo instó a "la máxima moderación". En una conversación telefónica con Yanukovich, Biden se mostró muy preocupado por la escalada de violencia en Ucrania, según comunicó la Casa Blanca.

El opositor Klitschko, a su vez, pidió a Occidente que intervenga. Los gobiernos de los estados democráticos no pueden quedarse sin hacer nada "viendo cómo un sangriento dictador mata a su pueblo", dijo Klitschko según un comunicado de su Partido Udar (Golpe). Ucrania se ve sacudida desde hace tres meses por una lucha por el poder. La oposición protesta contra Yanukovich desde que el presidente suspendiera negociaciones de asociación con la Unión Europea por presiones de Rusia. La oposición reclama nuevas elecciones y una nueva Constitución, que limite los poderes del presidente en favor del Parlamento.