• Regístrate
Estás leyendo: Melania Trump, ¿la próxima primera dama en la Casa Blanca?
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 00:26 Hoy

Melania Trump, ¿la próxima primera dama en la Casa Blanca?

Esta ex modelo eslovena afirma que su marido ni es racista ni es difícil de tratar. Es, dice, el perfecto candidato a la presidencia.

Publicidad
Publicidad

Melania Trump podría ser la primera “First Lady” en casi 200 no nacida en Estados Unidos. La tercera mujer de Donald Trump, favorito para hacerse con la candidatura republicana para las elecciones de noviembre, es eslovena. La ex modelo nació en 1970 y tiene 24 años menos que su marido.

Melania, cuyo apellido de soltera es Knauss, interrumpió sus estudios de arquitectura y diseño en Liubliana y se dedicó al modelaje en Milán y París. El fotógrafo Helmut Newton la descubrió a los 17 años y en 1996 se mudó a EU.

En 1998, la joven de 1.80 metros conoció a Trump en una fiesta en la Fashion Week de Nueva York, con quien se casó en 2005, en una glamorosa fiesta en Palm Springs (California), en la que vestía de Dior. La pareja tiene un hijo de nueve años, Barron.

Las primeras declaraciones de Melania sobre el tema de ser primera dama fueron hace 17 años, cuando Trump intentó convertirse en candidato presidencial. “Sería muy tradicional”, dijo en ese entonces a The New York Times. “Como Betty Ford o Jackie Kennedy”.

Pero hoy ve las cosas algo diferentes: “Vivimos en el siglo XXI. Seré auténtica. Seré diferente a otras primeras damas. Ayudaré a las mujeres, ayudaré a los niños, ellos son el futuro”.

Su mudanza a la Casa Blanca probablemente le generaría algunas limitaciones. Sus asistentes aseguran que tiene un estilo de vida muy lujoso.

En Nueva York vive frente al Central Park en la Quinta Avenida, en un penthouse de 100 millones de dólares que recuerda al Palacio de Versalles, con mármoles y costosa decoración de oro. Detalles que no podría mantener en Pennsylvania Avenue 1600 en Washington.

¿Y qué dice Melania sobre Donald? “Me gusta su increíble inteligencia, es muy listo y encantador, y hay una energía genial entre nosotros”, dijo a MSNBC. ¿Y sobre las críticas a su marido? “La gente que lo critica no lo escucha lo suficiente”, señaló, y aseguró que le fascina su buen carácter.

De todas formas, reconoció que no siempre está de acuerdo con él. “Le digo cuando no estoy de acuerdo con él. A veces escucha, a veces no”. Y a Anderson Cooper, de CNN, le dijo: “No siempre estoy de acuerdo con todo lo que dice, pero es normal. Soy yo misma y tengo los pies sobre la tierra, eso es importante en una relación”.

Melania Trump cree que su marido cambiará su tono si es presidente y apuntó que de hecho no construyó su imperio empresarial con ese estilo rudo y áspero. “Eso lo podría cambiar, sin duda”.

La ex modelo adora Nueva York y las posibilidades que da el vivir en EU y aseguró que puede entender que el país sea atractivo para los inmigrantes, ya que ella también lo es. De todos modos, dijo que no entiende la situación de los ilegales y considera que está mal que vivan en la Unión Americana.

“Yo siempre cumplí con la ley y me porté bien”, asegura. “Así hay que hacer las cosas. “No es que entré a escondidas y simplemente me quedé”.

Y asegura que Trump, quien desde hace meses hace declaraciones contra los inmigrantes y los musulmanes, no es ningún racista.

La esposa de Trump tiene una línea de belleza propia y ofrece una colección de joyas a través del canal de venta televisiva QVC. En su página web exhibe muchas imágenes de su época de modelo, en la que fue fotografiada por reconocidos artistas como Mario Testino, Ellen von Unwerth o Patrick Demarchelier.

La última primera dama que no había nacido en EU fue Louisa Catherine Johnson Adams, esposa del sexto presidente, John Quincy Adams (1825-1829), originaria de Londres.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.