• Regístrate
Estás leyendo: Viven las sauditas viacrucis al huir del tutelaje masculino
Comparte esta noticia

Viven las sauditas viacrucis al huir del tutelaje masculino

La Aldea

De acuerdo a una de las amigas de Rahaf, identificada como Nura y que también logró “escapar” del país, “muchas mujeres quieren emigrar” de Arabia Saudita, tal y como logró ella hace unos meses.
Publicidad
Publicidad

Escapar de Arabia Saudita es el sueño de muchas mujeres que ven en el exilio el único modo para librarse del régimen de la tutela del varón que las “esclaviza” y que ansían emular a la joven Rahaf Mohammed Al Qunun, cuyo caso ha dado la vuelta al mundo al haber logrado huir hasta Tailandia.

De acuerdo a una de las amigas de Rahaf, identificada como Nura y que también logró “escapar” del país, “muchas mujeres quieren emigrar” de Arabia Saudita, tal y como logró ella hace unos meses.

Las chicas “se escapan de sus familias porque están sometidas a una persecución y a las leyes” que lo permiten, dice Nura.

El caso de Rahaf, de 18 años, se ha dado a conocer cuando solicitó ayuda en las redes sociales para evitar ser deportada a Kuwait, donde la esperaba su familia, que la ha amenazó de muerte después de que la joven huyera tras apostatar del islam y rechazar un matrimonio concertado.

Fue retenida por las autoridades tailandesas durante una escala en Bangkok cuando tenía previsto viajar a Australia, país que analiza darle asilo político.

Finalmente quedó bajo la protección de la Acnur (Agencia de la ONU para los refugiados) y pudo abandonar el aeropuerto de Bangkok, donde se atrincheró en la habitación de un hotel en la zona de tránsito.

El ejemplo de Rahaf y Nura lo quieren seguir otras mujeres sauditas que buscan librarse de la ley de tutela del varón, que dicta que toda mujer debe tener un hombre guardián, normalmente un padre o marido, aunque en algunos casos un hermano o incluso un hijo.

El guardián tiene el poder de tomar una serie de decisiones cruciales en nombre de la mujer, como darle permiso para casarse, o tan triviales como autorizarle a viajar al extranjero.

Para otra mujer saudita identificada como Amal, de 21 años y residente en Riad, el caso de Rahaf es como “el de muchas” en el país, cuyo “sueño es el de ser libres”.

“Desafortunadamente, somos esclavas” de los hombres, dice, a la vez que pide “la abolición” del sistema de tutelaje.

Dicha demanda se exige desde hace años en el reino ultraconservador y se repite en las redes sociales bajo la etiqueta #StopEnslavingSaudiWomen (“Dejen de esclavizar a las mujeres sauditas” en inglés).

Human Rights Watch (HRW) ha documentado durante años otros casos de mujeres que han intentado huir de sus familias y que, en algunos casos, han sido forzadas a regresar a Arabia Saudita.

Con información de Isaac J.Martín y A. Ragheb.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.