• Regístrate
Estás leyendo: Mujeres sauditas al volante
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 11:49 Hoy

Mujeres sauditas al volante

LA ALDEA

El reino permite desde hoy que ellas manejen auto; la medida puede inyectar 90 mil mdd a la economía.
Publicidad
Publicidad

La prohibición a que las mujeres conduzcan en Arabia Saudita, vigente durante décadas, llega a su fin este domingo, de acuerdo con lo anunciado por el gobierno ultraconservador.

A partir de ahora, miles de mujeres podrán ponerse al volante en el reino, que también les permitirá conducir motocicletas.

Anunciada en septiembre de 2017, esta decisión promovida por el príncipe heredero Mohamed bin Salman forma parte de un amplio plan de modernización del país y pone fin a una prohibición símbolo del estatus inferior de las sauditas, criticado en todo el mundo.

“Es un paso importante y una etapa esencial para la movilidad de las mujeres”, afirma Hana Al Jamri, autora de un libro sobre las mujeres en el periodismo en Arabia Saudita que se publicará próximamente.

“Las mujeres viven en un sistema patriarcal en Arabia Saudita”, señala, indicando que la nueva medida “ayudará a desafiar las normas sociales y de género que entorpecen la movilidad, la autonomía y la independencia”.

Este cambio se anuncia como una transformación para muchas mujeres, que dejarán de depender de choferes privados o parientes hombres, y supondrá un ahorro para las familias.

“Es un alivio”, afirma Najah Al Otaibi, analista en el centro de reflexión pro-saudita Arabia Foundation.

“Las sauditas experimentan un sentimiento de justicia. Durante mucho tiempo se les negó un derecho fundamental que las mantuvo confinadas y dependientes de los hombres, lo que imposibilitaba que pudieran llevar una vida normal”, explica.

El reino había empezado a entregar a principios de mes los primeros permisos de conducir a mujeres en décadas. Algunas canjearon sus permisos extranjeros por un permiso nacional después de haber aprobado un examen.

Unos 3 millones de mujeres podrían obtener el permiso y comenzar a manejar desde ahora hasta 2020, según la consultora PricewaterhouseCoopers.

Se abrieron escuelas para aprender a conducir en ciudades como Riad y Yeda. Algunas enseñan incluso a manejar motos Harley Davidson, algo impensable hace tan solo un año.

Durante décadas, los conservadores se apoyaron en interpretaciones rigoristas del islam para justificar la prohibición de manejar, algunos incluso señalaban que las mujeres no eran lo suficientemente inteligentes para ponerse detrás del volante.

El fin de la prohibición podría estimular el empleo de mujeres y, según una estimación de Bloomberg, agregar 90 mil millones de dólares a la economía al 2030.

Pero muchas mujeres temen seguir siendo blanco de los líderes conservadores en este país, donde los hombres mantienen el estatuto de “tutores”.

De hecho, las sauditas deben salir con velo y siguen sometidas a restricciones importantes: no pueden viajar, ni estudiar ni trabajar sin permiso de sus maridos o los hombres de su familia.

Bajo el impulso del príncipe Mohamed, que devino heredero al trono hace un año, el país también autorizó la apertura de salas de cine y conciertos mixtos, una muestra de su intención de volver al “islam moderado”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.