Un médico maliense, nuevo muerto por ébola en Bamako

El médico trabajaba en la Clínica Pasteur de la capital del país africano, elevando a seis los muertos en el país africano, del que hoy fue repatriada una cooperante española por posible contagio ...
Trabajadores sanitarios de la Cruz Roja de Guinea Conakry llevan el cadáver de una víctima del ébola en Momo Kanédou
Trabajadores sanitarios de la Cruz Roja de Guinea Conakry llevan el cadáver de una víctima del ébola en Momo Kanédou (AFP)

Bamako, Madrid

Un médico maliense de la Clínica Pasteur de Bamako ha muerto hoy a causa del virus de ébola, lo que eleva a seis las víctimas mortales en el país. Según dijeron a Efe fuentes de la propia clínica, el médico, apellidado Diomandé, tenía unos cuarenta años, y murió hacia las 10 de la mañana, pero el gobierno maliense se ha negado durante todo el día a hacer pública la información.

La Clínica Pasteur, donde trabajaba el médico, se ha convertido en uno de los focos de la enfermedad en Bamako desde que un anciano imán guineano fue tratado en ese centro, donde murió sin conocerse entonces que era por ébola. El anciano contagió después a un médico y a una mujer que había asistido a su entierro, quien a su vez contagió a una niña en otro centro médico.

Ante las sospechas de negligencia en la Clínica Pasteur, que pasa por ser uno de los más exclusivos de la capital, la Misión de la ONU en el norte de Mali ha roto el contrato que tenía con ella para tratar a su personal herido en sus instalaciones.

La Alcaldía de la ciudad ha denunciado a la clínica por la posible negligencia, y además ha prohibido la celebración de fiestas masivas y toda clase de aglomeraciones humanas en el Distrito 4 de Bamako, donde se encuentra la clínica.

Repatriada a España

Una cooperante española de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) va a ser repatriada por el riesgo de que pueda haberse contagiado de ébola, mientras atendía a infectados en el país africano, informó hoy el miembro del comité científico gubernamental de seguimiento del virus, Fernando Simón.

"Ahora no tiene ningún síntoma. Hasta dentro de dos días no tiene posibilidad de desarrollar ningún síntoma", dijo Simón, explicando que la cooperante sufrió el incidente en la madrugada del jueves por lo que está dentro de las primeras 48 horas en que no hay síntomas y tampoco posibilidad de contagiar.

La cooperante será trasladada desde Bamako a Madrid, donde está previsto que llegue en la mañana del viernes, en un avión medicalizado fletado por MSF. Tras su llegada a la capital española, la cooperante, "una mujer joven", será ingresada en el hospital Carlos III, el mismo centro donde se trató a la técnica sanitaria, Teresa Romero, que superó la enfermedad tras ser la primera infectada de ébola fuera de África.

"Se le va a hacer una cuarentena preventiva para el caso de que presente síntomas", añadió Simón, quien también es el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del ministerio de Sanidad español. La mujer estará en observación y aislada "durante un periodo de 21 días", hasta descartar la posibilidad de que esté infectada.

Remitiéndose a la información dada por MSF, Simón explicó que la cooperante, cuya identidad no divulgó, se habría podido pinchar con una aguja cuando trataba a un enfermo. "Ha tenido un incidente con una aguja. Obviamente es un incidente de alto riesgo", dijo Simón, quien admitió que, dado el tipo de incidente, "la probabilidad de infección es relativamente alta", aunque rechazó dar un porcentaje preciso.

El pasado día 5 salió del hospital Carlos III Teresa Romero, tras un mes ingresada desde el 6 de octubre, luchando contra la enfermedad. Romero se había contagiado tras atender a un misionero español afectado por esta fiebre hemorrágica, repatriado de Sierra Leona el 22 de septiembre y fallecido el 25. La auxiliar técnica también había tratado a un primer misionero repatriado con ébola de Liberia, que falleció el 12 de agosto.