• Regístrate
Estás leyendo: Mea culpa “light” de Zuckerberg
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 21:44 Hoy

Mea culpa “light” de Zuckerberg

Para la prensa, este escándalo en Facebook revela su esencia como red social: debilidad ante robo de datos.

Publicidad
Publicidad

Su declaración fue escuchada, pero está lejos de haber frenado las críticas. Y es que casi una semana después de las investigaciones de los diarios The Guardian y The New York Times, que el 17 de marzo revelaron que los datos de varias decenas de millones de usuarios de Facebook habían sido explotados a su favor por Cambridge Analytica, una firma británica cercana a Donald Trump, Mark Zuckerberg dio sus explicaciones, el miércoles 21, a través de un mensaje en Facebook y diversas entrevistas en los medios.

Según el cronista de Le Monde, William Audureau, su intervención quedó a deber, pese a que “la prensa anglosajona suele ser benévola con el fundador de la célebre red social”.

La revista Wired dijo que “el tour de excusas” del dueño de Facebook “retoma los viejos ‘mea culpa pero no tanto’ de la firma”, al recordar que Mark Zuckerberg calificó en 2016 de “idea muy loca” el hecho de que falsas informaciones hubieran podido influir en los resultados de los comicios en Estados Unidos.

Esta vez, Zuckerberg evocó errores pasados y condenó a Cambridge Analytica, destacando que las reglas de uso de terceras empresas se habían reforzado desde 2014, cuando el robo de datos de millones de británicos: “Es razonable, pero la principal cuestión es saber si Facebook tiene una parte de responsabilidad al haber permitido el acceso a actores mal intencionados como Cambridge Analytica”, aseguró Wired.

Un análisis similar hace el periódico británico The Guardian. En una crónica, el periodista John Harris habla directamente de “un escándalo que el mismo Facebook construyó”: “Este desastre era inevitable. Facebook trabajó sin descanso para reunir la mayor cantidad de datos posibles sobre los usuarios y sacó provecho de ello”. The Guardian reprocha en particular a la red social no haber alertado a sus usuarios de la sustracción de datos, y de no haber hecho lo suficiente por protegerlos. El doble discurso de Facebook, que se vanagloria de querer “acercar al mundo”, pero cuyo modelo económico descansa casi exclusivamente en la recopilación de datos personales y su explotación con fines publicitarios, es un modelo viciado en su esencia, afirma el periodista John Harris.

Las críticas a Zuckerberg por sus débiles explicaciones se hicieron extensivas al portal estadunidense Quartz, para el cual el joven multimillonario “olvidó disculparse” en su misma cuenta: “No presentó explícitamente sus excusas por haber puesto en peligro los datos de 50 millones de usuarios de Facebook, prefiriendo decir que la empresa inició desde hace mucho tiempo una mutación para evitar una nueva debacle similar”.

En un artículo mesurado, The New York Times coincidió en que la declaración de Zuckerberg “no fue un verdadero pedido de perdón”.

En su tono satírico, The Register, un sitio web británico de noticias de tecnología, fustigó a Zuckerberg: “La respuesta tan esperada de Mark Zuckerberg: ‘¡Todo va bien! ¡Casi se arregló! ¡Facebook es genial! ¡Todo va bien bajo la sudadera!”

“¿Qué hacer a partir de ahora?”, se pregunta el corresponsal William Audureau, y responde citando a otro medio, The Verge, un multimedio de EU de noticias tecnológicas, que critica a Zuckerberg y afirma que, finalmente, “la cuestión de la regulación está sobre la mesa”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.