Tirador de Las Vegas alquiló cuarto frente a otro concierto

Stephen Paddock, autor de la masacre del domingo, rentó una habitacion en el centro de Las Vegas del 22 al 25 de septiembre, mientras se desarrollaba un concierto al aire libre.

Las Vegas

Stephen Paddock, identificado como el autor de la matanza del domingo en Las Vegas, habia rentado una habitacion en el centro de Las Vegas del 22 al 25 de septiembre, en el casino The Odgen, mientras se desarrollaba un concierto al aire libre, reportaron autoridades estadunidenses.

Paddock rentó una habitación mientras se desarrollaba el concierto “Life is beautiful”, dijo el jefe del Departamento del Sheriff del condado de Clark, Joseph Lombardo, quien precisó que se han recuperado los videos de esas fechas para evaluar la actividad del contador retirado de 64 años, quien se suicidó tras la matanza.

TE RECOMENDAMOS: Novia del atacante de Las Vegas desconocía planes, dice abogado 

Acompañado por el agente especial de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Las Vegas, Aaron Rouse, y autoridades locales, Lombardo descartó en rueda de prensa que Paddock haya tenido cómplices, aunque estimó que en un momento necesitó algún tipo de ayuda.

Los funcionarios llamaron a evitar especulaciones y conjeturas y a tener paciencia hasta que concluyan las investigaciones, para deslindar todas las responsabilidades y aclarar los motivos del tiroteo masivo, considerado el peor de su tipo en la historia de Estados Unidos.

Lombardo indicó que el primer disparo fue detectado a las 22:05 horas del domingo, seguido por una ráfaga continua de disparos entre nueve y 11 minutos contra las más de 22 mil personas asistentes al concierto, y que unos 75 minutos después del primer disparo la policía pudo entrar a la habitacion.

Paddock, quien ocupaba el piso 32 del casino Mandalay Bay, tenía decenas de armas con las que realizó el ataque, el cual dejó 59 personas muertas y 527 heridas, muchas de las cuales continúan en condición crítica en hospitales del área.

Lombardo indicó que de acuerdo con las investigaciones, el francotirador tenía una vida secreta y por años acumuló armas de alto poder.

Precisó que el sospechoso colocó cámaras de vigilancia dentro y fuera de su habitación, pero ninguna estaba grabando en el momento del tiroteo, y que en el cuarto no se encontró nota suicida o mensaje alguno.

El agente Aaron Rouse, quien descartó que el caso pueda ser calificado como un acto terrorista, señaló que existen varias teorías y que se trabaja en todas ellas, sin dar pormenores.

“Este no es momento de especulaciones, así que estamos siguiendo los hechos, y podemos decir que toda la investigación llevará su tiempo y su debido proceso, y que cuando se haya concluido se proveerá la información al público”, recalcó.


jamj