• Regístrate
Estás leyendo: Washington-Pekín: más allá de una ‘guerra comercial’
Comparte esta noticia

Washington-Pekín: más allá de una ‘guerra comercial’

La Aldea

La nueva Doctrina de Seguridad Nacional de la Casa Blanca de Trump define a China como competidora estratégica y desafiante de los valores e influencia estadunidenses.
Publicidad
Publicidad

La Cumbre del G20, que se llevará a cabo en Buenos Aires a partir de hoy y hasta el próximo sábado, será un reflejo de los conflictos que se están desarrollando entre las potencias mundiales, principalmente entre Estados Unidos y China.

A diferencia de lo que muchos piensan, su raíz no es una guerra comercial o la irrupción de una figura política polémica como Donald Trump. El fondo del conflicto es sobre proyectos distintos de esas dos potencias en el orden mundial.

La nueva Doctrina de Seguridad Nacional de la Casa Blanca de Trump define a China como competidora estratégica y desafiante de los valores e influencia estadunidenses.

Trump publicó, en diciembre de 2017, los cambios en su política comercial en el documento de la futura estrategia de Seguridad Nacional. Ahí anuncia que aplicará medidas comerciales contra sus rivales –es decir, China– que hacen violaciones en este ámbito.

Pero el informe también acusa a Pekín de cuestionar las normas internacionales y manifestó la preocupación del fracaso de décadas de esfuerzos de EU que permitiría que el gigante asiático se integrara en el orden internacional y se liberalizara.

Los líderes del Partido Comunista de China fueron señalados por EU de intentar extender las características del sistema autoritario del país, de robo de propiedad intelectual y de buscar la expansión de su modelo de economía.

En resumen, China fue acusada de ser un país revisionista que pretende modelar el mundo de acuerdo a sus valores e intereses que son diferentes de los estadunidenses; a entender: establecer un orden mundial diferente al diseñado luego de la Segunda Guerra Mundial por Washington.

Así, lo que se debe entender es cómo la guerra comercial es en realidad para EU un conflicto de Seguridad Nacional y de definición de Orden Mundial.

La disputa que tiene como núcleo a Donald Trump y a su par chino, Xi Jinping, por el grado de influencia en el ejercicio del poder mundial, está en pleno desarrollo.

El diseño de un mercado mundial único, integrado bajo las reglas de libre comercio, está hoy cuestionado. El formato de lo que se dio en llamar la globalización, un armado impulsado principalmente por Washington, está siendo bombardeado precisamente por EU, la nación que le dio aquel primer empuje. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.