"Fue un mártir por la libertad", afirma el padre de James Foley

Los padres del reportero estadunidense, decapitado por el Estado Islámico, rindieron homenaje al mayor de sus cuatro hijos ante su casa de Rochester.
El periodista James Foley, en la ciudad siria de Alepo, antes de ser secuestrado
El periodista James Foley, en la ciudad siria de Alepo, antes de ser secuestrado (Archivo)

Washington

"Todo esto no tiene sentido", dijo hoy el afligido padre del periodista estadunidense James Foley, a quien calificó de "mártir por la libertad" que no merecía ser "masacrado" de esta forma. Los padres del reportero, decapitado por combatientes yihadistas del Estado Islámico, rindieron homenaje a su hijo frente a su casa en Rochester, New Hampshire (noreste de Estados Unidos).

"La forma en que murió es horrible. Esto demuestra su coraje. Creemos que ha muerto un mártir, un mártir por la libertad". "Fue su pasión. No estaba loco. Estaba motivado por lo que pensaba que era su deber", agregó acerca del mayor de sus cuatro hijos, quien fue secuestrado por primera vez en Libia en 2011 y en Siria en 2012. "Sabemos que Jimmy es libre y que estará en manos de dios", declaró.

Amigos, parientes y colegas rinden homenaje al periodista estadounidense James Foley, aparentemente ejecutado por los yihadistas del Estado Islámico (EI); su madre oró para que la vida de su hijo sirviera para exponer el sufrimiento del pueblo sirio.

Las condolencias y los mensajes conmovedores se multiplicaron después de que EI difundiera a última hora del martes un video que mostraba a un militante enmascarado que decapitaba a un hombre que se parecía a Foley, quien fue secuestrado en Siria en noviembre de 2012. "Nunca estuvimos más orgullosos de nuestro hijo Jim. Dio su vida para intentar mostrarle al mundo el sufrimiento del pueblo sirio", dijo la madre de Foley, Diane, en un mensaje en Facebook.

"Imploramos a los secuestradores que conserven la vida de los demás rehenes. Al igual que Jim, son inocentes. No tienen ningún control sobre la política del gobierno estadunidense en Irak, Siria o cualquier otra parte del mundo", dijo. "Agradecemos a Jim toda la alegría que nos ha dado. Fue un hijo, un hermano, un periodista, una persona maravillosa", agregó su madre.

Un segundo secuestrado, que se supone que es el reportero estadounidense Steven Sotloff, aparece con vida en el video, junto a una advertencia de que su suerte depende de que el presidente Barack Obama ordene detener los ataques aéreos contra las posiciones del Estado Islámico.

Sotloff, cuyo secuestro en agosto de 2013 no fue demasiado difundido, ha escrito para varios diarios y revistas de Estados Unidos, incluidas Time, Foreign Policy y The Christian Science Monitor. Colegas periodistas rogaron en Twitter a los usuarios que no vieran el video con la ejecución de Foley, sino que compartieran mejor imágenes de su trabajo como reportero en el terreno.

Dick Costolo, el presidente de Twitter, escribió: "Hemos suspendido y estamos suspendiendo cuentas (...) vinculadas con (la difusión de) estas imágenes". En el video, de unos cinco minutos, titulado 'Un mensaje a Estados Unidos' y distribuido en línea por fuentes conocidas de EI, el grupo declara que Foley fue ultimado después de que Obama ordenara bombardear posiciones del EI en el norte de Irak.

La ejecución tuvo lugar al aire libre en una zona desértica sin señales claras de que se tratara de territorio sirio o iraquí y fue realizada por un hombre enmascarado que hablaba un inglés con acento británico. Miles de mensajes de pesar fueron colgados en el sitio de Facebook Free James Foley, mientras que el primer ministro británico, David Cameron, twiteó que si se confirmaba el asesinato, era "espeluznante y depravado".

El video hizo recordar el asesinato del periodista del Wall Street Journal Daniel Pearl por miembros de Al Qaeda en Pakistán en 2002. "Nuestros corazones están con la familia del periodista James Foley. Conocemos el horror por el que están pasando", dijo la madre de Pearl, Ruth, según un tweet de la Daniel Pearl Foundation.

"Finalmente encontró su pasión"

Foley era un experimentado corresponsal, que cubrió la guerra en Libia antes de dirigirse a Siria para seguir la rebelión contra el régimen de Bashar al-Asad'. Colaboró con el sitio de noticias GlobalPost, la AFP y otros medios. El periodismo fue su segunda profesión. Ingresó a la Medill School of Journalism de la Universidad del Noroeste a los 35 años. Antes formaba a estudiantes de barrios deprimidos y enseñó a leer y escribir a presos.

"Se dio cuenta de que las historias que quería narrar era las historias reales --historias sobre las vidas de las personas-- y vio en el periodismo el vehículo para hablar de lo que realmente estaba pasando en el mundo", dijo Diane Foley en una entrevista con the Columbia Journalism Review. Su padre, John, declaró a la misma publicación que antes de su viaje a Siria "Jim decía que finalmente había encontrado su pasión".

El presidente ejecutivo de AFP, Emmanuel Hoog, afirmó que Foley era un "periodista valiente, independiente e imparcial". "Una vez más nuestra profesión ha sido sacudida por un acto vergonzoso e inacepetable. El periodismo era la razón de la vida de James Foley y nunca debió ser la razón de su muerte", opinó.

El cofundador y presidente de GlobalPost, Philip Balboni, aseguró: "En nombre de John y Diane Foley, y también de GlobalPost, apreciamos profundamente todos los mensajes de apoyo".